in

No queremos tragedias

feminicida de tahdziú

“Temporada Veraniega 2019”

René Alberto Flores Ayora (*)

Ya pasó el primer fin de semana de esta temporada vacacional 2019 y leemos en Diario de Yucatán que ya se tienen dos muertos por los siniestros de tránsito en Yucatán, los cuales son prevenibles, evitables y tienen alguna causa.

El primero ocurrió el sábado 6 de julio, donde un viajero-acompañante de 15 años que iba con su padre, quien manejaba bajo los influjos del alcohol, se impactó de lleno con un camión.

Aún no se sabe si la pesada unidad estaba estacionada y si lo estaba si tenía el triángulo reflejante a 50 metros que todo conductor de un vehículo automotor debiera instalar en caso de avería o de emergencia.

Hubo una segunda víctima el domingo 7 de julio en la ciudad de Motul, donde un motociclista, también bajo el influjo del alcohol, se impactó con un vehículo estacionado, volando el casco y dejando desprotegido al motorista.

Temporada 2019

Como cada año, la “temporada veraniega” en el estado de Yucatán comenzó y veremos cientos de desplazamientos vehiculares en calles, avenidas y, sobre todo, en las carreteras de nuestro Estado hacia las playas, al interior del Estado o a ciudades como Campeche, Cancún o Villahermosa.

De acuerdo con las estadísticas, las vacaciones son cuando más muertos ocurren por siniestros viales.

Como estadística, en el verano de 2018 hubo 48 víctimas por siniestros viales; en el verano de 2017 hubo 28 y ahora, en este año, apenas en el comienzo de la “Temporada veraniega Yucatán 2019” ya se tienen cinco muertos por siniestros viales: tres motociclistas, un viajero-acompañante y un peatón.

Aquí es donde hace presencia la tríada perfecta para la muerte en accidentes de tránsito: velocidad, alcohol y la imprudencia de no usar una casco certificado (DOT/ SNELL/ECE) en la cabeza de cualquier motociclista, razón que cobró la segunda víctima mortal.

Hay que recordar que en las muertes por siniestros viales en el 95% de los casos la causa es el factor humano, mientras que el porcentaje restante se debe a la infraestructura, al vehículo y/o al medio ambiente.

Campañas y consejos

En las ciudades y países interesados en la seguridad vial de sus ciudadanos se tienen campañas previas, durante y después de la época estival (julio y agosto). Se trata de campañas emocionales objetivas para la seguridad vial, cuyo objetivo es concienciar.

Se transmite información sobre causas y efectos; se presentan situaciones reales y cotidianas, y aquí el receptor adopta un papel protagonista, el mensaje establece un vínculo íntimo con su destinatario y la figura del emisor queda diluida.

He aquí ocho consejos para viajar con más seguridad y prevenir accidentes:

1.— Los niños deben viajar en su sistema de retención infantil (silla portabebé).

2.— Todos los pasajeros del vehículo deben abrocharse el cinturón de seguridad.

3.— El conductor debe evitar todas las distracciones cuando esté al volante (fumar, cambiar un disco compacto, buscar objetos en la guantera, etcétera).

4.— El alcohol y las drogas no son compatibles con la conducción.

5.— Tenemos que respetar los límites de velocidad (hay que recordar que la velocidad también mata).

6.— Los motociclistas deben portar un casco certificado DOT/SNELL/ECE (en Yucatán, hasta hoy se tienen 51 motociclistas fallecidos por siniestros viales, la mayoría por no usar un casco apropiado o por no usarlo como se debe).

7.— Tenemos que respetar la distancia de seguridad (y aquí va una regla importante: si vamos a 80 kph, le quitamos el cero y multiplicamos 8 x 8 = 64; esto quiere decir que si vamos a 80 kph debemos dejar una distancia de 64 metros del vehículo precedente).

8.— En caso de un siniestro vial tenemos que proteger, avisar y socorrer.

Si vamos a una velocidad de 90 kph y nos impactamos de frente con un árbol o con un vehículo, equivale a caer de un edifico de 32 metros de altura, es por ello que se debe meditar muy bien antes de pisar el acelerador.

Queremos verte de vuelta vivo y sano en esta temporada veraniega 2019; tus papás, hermanos, tu novia/o y amigos esperan verte de nuevo, y no visitarte en el hospital, en la cárcel o en el cementerio.— Mérida, Yucatán, Barrio de la Ermita de Santa Isabel, verano 2019.

rfloresayora@gmail.com

Ingeniero de Tránsito por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). Auditor en Seguridad Vial por el Centro Nacional para la Prevención de Accidentes (Cenapra)

 

En el verano de 2018 hubo 48 víctimas por siniestros viales; este año, ya se tienen cinco muertos por siniestros viales

Los Leones caen ante los Piratas en el primer partido

Carmen Miranda