in

Pensar en grande

Proyectos en Yucatán

Por Mario Benjamín Valadez Meraz (*)

Siempre he pensado que la gente por naturaleza todo lo critica.

Externo este comentario porque tras dar a conocer el gobernador Mauricio Vila la construcción en Mérida de un estadio múltiple en donde los Venados y Leones de Yucatán jugarían sus partidos, las críticas y cuestionamientos en las redes sociales no tardaron en externarse, al grado de considerarla irrelevante e innecesaria.

Independientemente que no se trata de una obra del gobierno del estado, hay que reconocer el hecho de que inversionistas privados hayan apostado por invertir en Yucatán.

La inversión de 2,200 millones de pesos del grupo “Juego de Pelota Inc.” ayudará a combatir el alto desempleo causado por la pandemia del Covid 19, al proyectarse la creación de 4000 empleos en su construcción y 1,000 en su operación.

A corto y mediano plazos Yucatán se beneficiaría con una mayor derrama económica. Tal vez muchos de los que a la ligera la cuestionaron, desconozcan el impacto que esta obra aportará a Yucatán. Pero es un privilegio el que nuestro estado haya sido elegido para construir el que será mejor el estadio de México. Reconocimiento que hoy lo tiene la ciudad de Monterrey, Nuevo León, con su “Gigante de acero”, en el que sobresale la belleza de su diseño arquitectónico, como la modernidad de su infraestructura. Estadio que simplemente se quedara chico con el que Yucatán tendrá, y no lo será solo por la belleza de sus acabados —porque finalmente tanto el de “Acero” como el nuestro serán dignos de admiración— sino por la innovación y majestuosidad de sus infraestructuras.

El estadio “Gigante de Acero” cuenta con 324 suites, dos restaurantes, una zona comercial, tienda oficial del club, cancha de entrenamiento anexa y estacionamiento para 3,500 automóviles. Ahí las personas con capacidades diferentes fueron consideradas, al proporcionarles: accesos especiales, sanitarios adaptados y lugares preferentes para disfrutar los partidos.

Se preguntarán ¿por qué Yucatán tendrá el mejor estadio de México? Independientemente que entre las infraestructuras del estadio Sostenible de Yucatán están incluir un hotel, tiendas, restaurantes, museo y oficinas para aprovechar al máximo el espacio, éste será el primero en el mundo en contar con el certificado “Leed platino” en uso de eficiente de la energía.

Pero lo que lo hará único en México es que contara con gradas removibles. En los partidos de fútbol el aforo será de 27 mil, en los de béisbol 25 mil y en los conciertos, 32 mil. Todo gracias a sus asientos retráctiles y la tecnología; se reacomodará según sea el evento.

Si los cuestionamientos a esta obra fueron muchos, los del plan de mejora a la movilidad urbana del Centro Histórico no se quedaron atrás al criticar al Ayuntamiento de Mérida y al gobierno del Estado, por la reubicación de los paraderos del servicio público. Medidas que además de necesarias contribuyen a disminuir los contagios del Covid-19, ayudan a disminuir la contaminación y el ruido en el primer cuadro.

Sí, Yucatán dentro de tres años tendrá uno de los mejores estadios del mundo. Es necesario que tanto Mauricio Vila como Renán Barrera desde hoy empiecen a pensar en el cierre definitivo de nuestro Centro Histórico, toda vez que Yucatán será uno de los estados más visitados, y que su principal fuente de ingresos es el turismo.

La colocación de 2000 macetas en las principales calles del primer cuadro le cambia la fisonomía a nuestra ciudad. Pero si se proyecta atraer al turismo nacional y extranjero, se tienen que realizar acciones que le devuelvan a nuestra blanca Mérida la majestuosidad y belleza de antaño.

En Estados Unidos de Norteamérica los restauranteros, para que sus comensales no se contagien del Covid en sus áreas cerradas, han extendido sus servicios en sitios al aire libre.

Si nuestro Centro Histórico es cerrado a la circulación vehicular, los propietarios de restaurantes bien podrían aplicar esas acciones en aceras y calles del primer cuadro. Recuerden: la historia solo inmortaliza a los que se atreven y piensan en grande.— Mérida, Yucatán.

mariovaladez_48@hotmail.com

Contador-auditor

 

 

Llegan moscos tras las lluvias

Aplican 100 pruebas de Covid en Tizimín