in

Plaza Grande

 

Nos comentan que…

El fuego amigo entre funcionarios panistas del Ayuntamiento de Mérida y el gobierno del Estado se hizo patente ayer durante la entrega de un comedor para la escuela primaria “Benito Juárez” (matutina) y “Niños Héroes” (vespertina) de la colonia San José Tecoh. La directora Rosana Méndez Caamal agradeció la obra al gobernador Mauricio Vila Dosal, pero la construcción la realizó la administración de Renán Barrera Concha, quien encabezó la ceremonia de entrega, y no hubo representante del gobierno estatal. Sorprendió que la directora mencionara primero al gobernador cuando es una obra municipal y que agradeciera al presidente municipal su colaboración.

Cada vez hay más muestras de rechazo al expanista y ahora morenista Joaquín Díaz Mena en la clase política gobernante de Yucatán, pues recurrentemente lo marginan de las mesas de honor de los eventos que encabeza el gobernador Mauricio Vila Dosal. Se notó en la firma del convenio de colaboración entre el gobierno estatal y el Coneval. Huacho no estuvo en el presídium a pesar de que maneja los programas sociales federales de combate a la pobreza. Otra evidencia fue durante la conmemoración del 104o. aniversario de la fundación de la Fuerza Aérea Mexicana, donde personal de logística sentó a Díaz Mena de espaldas al gobernador y entre puros soldados del aire, con los que estuvo muy callado.

Ayer, Joaquín Díaz sorprendió a los adultos mayores congregados en la expenitenciaría Juárez para tramitar o cobrar los apoyos del programa “68 y más”. Como político en campaña, el “superdelegado” llegó cuando el recinto estaba a reventar, saludó de mano a todos los que se encontró en el camino, abrazó y platicó sin prisas con aquellos que lo reconocieron y felicitó con palmadas en la espalda a varios “servidores de la nación”. El “baño de pueblo” se dio el mismo día que el Diario publicó que expertos consideran que, si bien Huacho se perfila para repetir como candidato de Morena a la gubernatura 2024-2030, a este partido le ha costado la movilización de simpatizantes y tiene el reto de crear una estructura organizativa más formal en Yucatán.

En vísperas del relevo en el Comité Directivo Estatal del PRI, anteayer domingo se realizó una reunión o “cónclave”, en un ambiente fraterno, para tratar de buscar un consenso entre los aspirantes a dirigir a los priistas en Yucatán, en un restaurante de la calle 60, donde asistieron Francisco Torres, Francisco Medina, Walter Salazar, Diego Lugo, Eloy Quiroz, Adolfo Calderón, Elsy Sarabia y Álvaro Traconis, a quien también se le menciona como aspirante. Juan José Canul fue el ausente, el último en llegar fue Eloy Quiroz.

A propósito de la falta de sangre nueva en los partidos, como han dicho investigadores y expertos en la materia, todo parece indicar que el empresario y expresidente del INAIP Álvaro Traconis Flores ya no está interesado en buscar la presidencia del PRI en Yucatán. Voces comentan que el expresidente del Consejo Empresarial Turístico cuenta con el perfil y las credenciales para dirigir al priismo en esta etapa, pues coordinó la única campaña que ganó ese partido para el Senado. Al parecer se perfila hacia otros horizontes, por lo que no sería nada raro que participe en algún proyecto ciudadano.

 

Espacios para el buen comer

Cartón de Tony: Diagnóstico hemático