in

Plaza Grande

Nos comentan que…

Con su anunciado propósito de desmantelar las redes de corrupción que se formaron a lo largo de los años de gobiernos “neoliberales”, la Cuarta Transformación está aplicando medidas de depuración a rajatabla entre los padrones de beneficiarios de los programas sociales, con lo que se lleva entre las patas a muchos que no tienen vela en ese entierro, como ocurre en el caso de las estancias infantiles y la entrega de los recursos directamente a las mamás. Pero también están ocurriendo en algunos casos situaciones inusitadas que podrían hacer recordar los tiempos en que amas de casa llegaban en lujosas camionetas para formarse en las filas en espera de una dotación de leche Liconsa a un precio simbólico. Resulta que algunos empresarios de altos vuelos han recibido la visita de los Servidores de la Nación para incluirlos en los programas de apoyo a los adultos mayores de la 4T. De buena fuente nos comentan que algunos de ellos están pensando aceptar esos ofrecimientos de ayuda, aunque en realidad no la necesiten, pero que luego la podrían donar a instituciones de beneficencia. Situaciones que pasan cuando se hacen las cosas sin verdaderos estudios socioeconómicos y se toman decisiones para quedar bien con la clientela.

Y ya que nos referimos a programas sociales del gobierno federal, hace apenas unos días circuló en redes sociales el caso de un profesor cuyos alumnos cobraron sus becas del plan “Jóvenes construyendo futuro” y gastaron el dinero en cosas banales y fiestas con alcohol, ocasionando que incluso no llegaran a sus clases pues estaban “desvelados” y otros “enfiestados”, lo que habla del despilfarro de recursos públicos.

Aunque pareciera que hay diferencias entre los poderes Legislativo y Ejecutivo, porque los diputados no asisten a eventos del gobierno estatal, la verdad es que se trata de un mal procedimiento para hacer llegar las invitaciones de los actos gubernamentales. Quizá por pretender ser más plural y democrático, el gobierno manda las invitaciones en grupo a los 25 legisladores, para que acudan los que quieran. Ante eso, los diputados ven las invitaciones con carácter individual, no institucional, por lo que queda abierta la opción de que acudan los que quieran. El Legislativo, por lo tanto, ya no envía representante. Si acaso asisten algunos diputados del PAN. Parece que invitación para todos equivale a invitación para nadie.

 

Un muerto y 11 heridos deja balacera en cervecería de Playa del Carmen

Cartón de Tony: Árboles que crecen torcidos