in

Plaza Grande

Nos comentan que…

En su visita de ayer a esta ciudad, Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido como “Alito”, quien está en campaña por la presidencia nacional del PRI, reunió a muchos priistas, principalmente operadores de ese partido que se pensaba eran amigos o al menos en un tiempo fueron parte del equipo de la exgobernadora Ivonne Ortega Pacheco, quien también busca la dirigencia nacional priista. Por ejemplo, Gaspar Quintal Parra, quien desde el Congreso del Estado defendía a la entonces gobernadora; Víctor Caballero Durán, quien en la administración estatal de la hoy candidata fue el director del sistema Cobay, y Carlos Sobrino Argáez, quien por cierto acaba de dejar la presidencia estatal del partido tricolor, entre otros a quienes se les vio coordinándose con el equipo del gobernador con licencia de Campeche mientras éste daba entrevistas y sostenía reuniones privadas en los salones del hotel Victoria, del exfuncionario priista Ricardo Dájer Náhum, también presente. Asimismo estaban mezclados entre los colaboradores del candidato campechano Francisco Medina Sulub y Eloy Quiroz Ávila, quienes fueron aspirantes a la dirigencia estatal del PRI en Yucatán, a quienes siempre se les señaló como que eran apoyados desde Campeche por el gobernador “Alito”; siempre lo negaron, pero ayer se les vio muy activos colaborando con el equipo del campechano. Por la tarde, en evento con la militancia, desde primera fila aplaudieron a Moreno Cárdenas la ex alcaldesa de Tekax Carmen Navarro, la llamada “La Ivonne del Sur”, y el líder de la CROC, Pedro Oxté Conrado.

Siguiendo con la visita de “Alito”, quienes saben de las obras que en su administración hizo la exgobernadora Ivonne Ortega Pacheco comentaron que es verdad lo que dice el viejo refrán de que “nadie sabe para quién trabaja”. El candidato campechano tuvo ayer dos actos masivos de campaña para pedir el voto de los priistas yucatecos: el primero fue por la tarde en Kanasín, donde se afirma que hasta mandaron a hacer reparaciones en las calles donde sería el evento, y el segundo fue en Mérida, en el Sindicato de Fotógrafos, cuyas instalaciones fueron ampliadas gracias a las gestiones de la entonces gobernadora del Estado.

 

Los Leones ganan y aprovechan una derrota de Tigres