in

Plaza Grande

Nos comentan que...

Por sus vacaciones de fin y principio de año, el alcalde Renán Barrera Concha no hizo el pago de su impuesto predial el primer día hábil, como en años anteriores. Lo efectuó ayer miércoles. No faltó quien comentara que fue deliberado no presentarse a pagar el día 2 pasado, primer día de pago, porque las rechiflas no se hubieran hecho esperar. Como informamos en su momento, el sistema les jugó una mala pasada a los encargados del gravamen, y trámites que en años anteriores se hacían en dos minutos, esta vez se llevaban más de 40. Las filas avanzaban tan lento que cuando un contribuyente terminaba el trámite, los formados en las nutridas “colas” aplaudían a rabiar, lo que era quizá el único momento en que desahogaban la rabia por la lentitud de las operaciones, en las que por momentos, para colmo, “se iba el sistema”. Esta situación se presentó en todas las ventanillas recaudadoras distribuidas en la ciudad. La otra razón de la inconformidad de los contribuyentes era que, cuando al fin llegaban a la ventanilla a pagar, se encontraban con la noticia de que el monto a cubrir era mucho mayor que el del año pasado. No pocos formados decían a voz en cuello que “ya nos veremos en las próximas elecciones”.

El Colegio de Abogados de Yucatán tendrá cambio de dirigentes el próximo jueves por la noche, cuando asumirá la presidencia José Enrique Franco Carrillo, en sustitución de Fernando Sauri Campos. La asamblea electiva se realizó a fines del año pasado y la ceremonia de toma de posesión de sus nuevos dirigentes se efectuará en el hotel Fiesta Inn a partir de las 20:30 horas. La nueva directiva, que estará vigente para el periodo 2020-2021, la integran, además de Franco Carrillo como presidente; Said Escalante Barbosa, vicepresidente, como secretarios propietarios Roberto Ponce Montemayor y Rodolfo Cerón Palma, los secretarios suplentes serán Alaan Michelle Cardeña Marrufo y Rodrigo Seijo Peón; en la tesorería estará Gladys Eugenia López Pavón y como subtesorero, Ernesto Iván Pinto Dáger.

Contrario a lo que declaró hace unos días el nuevo director de la Comisión Nacional del Agua en Yucatán, maestro Andrés Eduardo Galván Torres, de que no tenía previsto recorte de personal, apenas tomó el control de la dependencia lo primero que hizo fue cancelar la plaza del vocero institucional a José Avilés López, quien trabajó durante 11 años en el lugar. Quizá traerá a su vocero de confianza o desconoce que en Yucatán es fundamental la información meteorológica, porque desde la salida del popular Pepe Avilés, quien ya domina este tema, la Conagua dejó de mandar sus boletines sobre el clima y los comunicados oficiales de los lunes, miércoles y viernes, sobre los efectos de los frentes fríos que llegan a la entidad. A lo mejor ya tampoco habrá comunicados especiales sobre la época fuerte de calor y de huracanes. En fin, la 4T deja sin chamba a un empleado institucional que trabajó con 5 directores: Sergio Chan Lugo, Roberto Pinzón Álvarez, Ignacio Mendicuti Pavón, Fedro Tapia y Froilán Torres.

Y hablando de despidos de burócratas, el que también aplicó la guillotina sin remordimientos en 2019, aunque fueran de su propio partido, el PAN, fue el director general del Instituto de Educación para Adultos del Estado, Kirbey Herrera Chab, quien antes de que finalice el año le dio “cuello” a Erika Cosgaya Ceballos, coordinadora de la Zona 1 con sede en Umán; a José Alfredo Pool Canul, coordinador de la Zona 09 de Valladolid, y a Edrei Cetzal May, asistente de contabilidad, y María Guadalupe Alcocer Acereto. Las quejas contra Herrera Chab llegaron al Palacio de Gobierno, pero no ha pasado nada, incluso algunos despedidos alegaron que la medida carece de validez porque la firmó Mario Moguel Carvajal y éste no tiene facultades ni nombramiento de jefe de Acreditaciones. Calculan que desde la llegada de Kirbey Herrera ha despedido o no le renueva sus contratos a unos 25 trabajadores, entre ellos Enrique Trejo, Marcos Sobrino, Juan Valencia, quien lo demandó en los tribunales laborales; Mercy Sevilla y Nidia Rojas, a quien quisieron sacar, pero como no había razón para su baja, le quitaron sus actividades diarias, obligándola a presentarse a la oficina y, literalmente, sentarse en una banca para que no la acusaran de ausentismo laboral. Finalmente, casi un año después, prefirió renunciar. Quién lo dijera, Kirbey siempre ha mostrado en público una actitud amable, respetuosa y cordial.

El fin de semana pasado, Jorge Gamboa Wong, ex director de Bienestar Social del Ayuntamiento, se dio una vuelta por “Mérida, Ciudad Mágica” y no precisamente para “checar” los resultados del proyecto que ayudó a consolidar, sino para disfrutar de sus beneficios. El exfuncionario llegó acompañado de su esposa e hija y dicen quienes lo vieron que se tomó fotos en las figuras de luz, comió de la gastronomía del lugar y disfrutó un rato de las diversas atracciones. Lo que es un hecho es que la salida del sector público le ha sentado bien, porque hasta lucía más delgado.

 

Síguenos en Google Noticias

“Enderezan” las finanzas en la Ugroy

Dudan del Insabi por falta de reglas