in

Plaza Grande

Plaza Grande

Nos comentan que...

En forma discreta, el gobierno de Estados Unidos ya comenzó la construcción de la nueva sede de su Consulado en Mérida, en terrenos del exclusivo desarrollo inmobiliario Vía Montejo, ubicado a unos metros del distribuidor vial del Anillo Periférico Norte, a la salida al puerto de Progreso. El terreno ya está cercado con un material plástico que evita ver el tipo de trabajo que realizan en su interior, pero por el ruido de la maquinaria se intuye que está en la fase de cimentación de lo que será un edificio moderno de varios pisos, con sistemas sofisticados de telecomunicaciones y de seguridad porque, según nos dicen, en ese edificio estará la oficina de agentes de la Administración de Drogas y Narcóticos (DEA) de ese país y otros departamentos de investigación y de seguridad estadounidense. Es decir, este nuevo Consulado tendrá un trabajo más completo que solo el relacionado con la diplomacia y temas migratorios. Así, Yucatán y la Península estarían bajo la lupa con el envío de reportes especiales.

Parece que la estructura morenista creada en Yucatán mediante los sindicatos afiliados a la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem) se está desmoronando por el liderazgo de sus directivos en el Estado, pues son blanco de desmentidos como el que realizaron los líderes de la CROC, CTM y Sinatrab por el contrato de mano de obra para el Tren Maya del 17 de agosto. El representante de las agrupaciones, Guillermo Durán Sánchez, pidió “no caer en engaños de la Catem”. Además, se comenta que agrupaciones civiles siguen la pista de otras presuntas anomalías lucrativas que tratan de comprobar porque se dicen muy cercanos a Morena, al presidente López Obrador y a quienes llevan la batuta de la 4T. ¿Caerá alguno?

La delegación del Seguro Social en Yucatán canceló las citas y estudios de sus pacientes de medicina especializada que están en tratamiento controlado, para cumplir con la ampliación de sus espacios de hospitalización, tanto para pacientes de Covid-19 como de otros males, en el Hospital “Ignacio García Téllez”, ex T-1. Las encargadas de las agendas desconocen para cuándo las reprogramarán. Unas dicen que cuando haya pleno control de la pandemia del coronavirus y otras que cuando el semáforo epidemiológico estatal esté en color amarillo. Sin embargo, el IMSS continúa proporcionando las dotaciones de medicamentos para sus pacientes en tratamiento controlado, lo que ha evitado molestias colectivas.

Kanasín, uno de los municipios con mayor dinamismo poblacional de Yucatán, también ya es escenario de los primeros movimientos políticos con miras a las elecciones del próximo año, que se realizarían bajo la sombra de la grave crisis económica y sanitaria por la pandemia del Covid-19. Según se dice en círculos políticos, ya se está gestando en ese municipio un movimiento que busca por primera vez sumar a diferentes fuerzas políticas para presentar un proyecto competitivo en las elecciones de 2021. Uno de los principales promotores de la construcción de esa inédita alianza política y social es el exalcalde Carlos Moreno Magaña, uno de los pocos exediles que, según se comenta en la población, todavía mantiene considerable aceptación entre la gente, que no ha tenido las mejores experiencias con sus autoridades. El movimiento en gestación, nos dicen, estaría derivado de la terquedad de la dirigencia estatal del PRI y la ambición del grupo político que postuló al actual alcalde, William Pérez —a quien se vincula con el grupo de Carlos Sobrino—, que insisten en querer la reeleción para seguir manejando otros tres años los recursos y destinos del municipio. Sin embargo, de acuerdo con los primeros sondeos, Pérez tendría nulas posibilidades de volver a ganar la alcaldía. En el proyecto que se construye en Kanasín podrían participar el PAN, Movimiento Ciudadano y el Partido Verde, entre otros. El tiempo dirá...

 

Imposible que el PIB crezca 4.6%, asegura el PRI

El Ayuntamiento hace precisiones sobre dos salarios