in

Plaza Grande

Nos comentan que...

A tres semanas del inicio del curso escolar, la plataforma Kaambal de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán está activa pero inoperante. Es decir, en estos 21 primeros días del curso 2020-2021 el portal se ha mantenido solo con el mensaje de bienvenida y los botones de acceso para maestros y alumnos, pero al entrar a los de estudiantes se especifica que la plataforma "...está actualizando los últimos contenidos para que encuentres en ella todo lo que necesitas". En tanto se "sube" el material, la plataforma de la Segey sugiere al interesado revisar los tutoriales (son cuatro) para aprender a usar esta herramienta. Dichos vídeos de orientación fueron cargados a internet el 11 de mayo (dos) y 14 de mayo (los demás); es decir, no ha habido actualizaciones para el usuario en cuatro meses. Esta situación ha ocasionado conflictos entre padres y maestros, al menos en el nivel básico, pues los docentes se la han pasado recomendando en estas tres semanas a los alumnos y sus papás dar seguimiento a la plataforma Kaambal para "estar al día" con los avances y revisiones de las evidencias.

En los movimientos que se avecinan en Kanasín con miras al proceso electoral del próximo año —tema al que nos referimos en esta misma columna el jueves pasado—, el escenario de un bloque opositor tendría varias aristas a considerar para consolidar la alternancia en la alcaldía de ese municipio. Una de ellas es el adelanto de tres panistas en la carrera hacia la candidatura a la presidencia municipal kanasinera: Edwin Bojórquez, Diego Cardós y Mario Bojórquez, quienes, según nos comentan, han sabido capitalizar el descontento de los ciudadanos por los traspiés de la administración que encabeza el priista William Pérez. Habría que sumar también el reciente activismo de un excandidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía, Anselmo Calderón, quien abonaría a ese esfuerzo opositor. Queda claro que las opciones para los adversarios del Ayuntamiento se han multiplicado. Parece que el movimiento que apunta hacia un bloque opositor que tiene como objetivo postular a un candidato a la alcaldía sigue cobrando fuerza.

Y aunque ellos aún no quieren confirmarlo, distintas fuentes nos comentan que Jorge Sobrino Argáez y Daniel Zacarías Martínez prácticamente ya están en el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) después de renunciar a largas militancias en el PRI. El primero, ex presidente del comité municipal del tricolor en Mérida y perteneciente a una familia considerada priista de hueso colorado —su mamá fue regidora, su hermano líder estatal del tricolor, igual que su padre, Carlos Sobrino Sierra, quien además es consejero de primera línea en las filas del PRI—, será uno de los principales operadores del partido del tucán en la capital del Estado. El progreseño Zacarías Martínez, también de familia priista de abolengo y exalcalde del puerto y exdiputado local por el tricolor, también operará por el PVEM. Ambos hoy ex priistas fueron vistos departiendo en un restaurante de la plaza Mangus con Harry Rodríguez Botello Fierro, presidente estatal del Verde, según nos comentan, precisamente para concretar su pase y prometer hacer todo lo posible para derrotar al PRI en el 2021. La operación de priístas a favor del Verde no sería noticia, ya que en el pasado el hoy líder estatal del PRI, Francisco Torres Rivas, y la senadora Verónica Camino Farjat, aun siendo priístas se postularon por el PVEM a cargos federales. Sin embargo, las condiciones han cambiado porque, fiel a su costumbre, el partido del “Niño verde” se alinea con el mejor posicionado y actualmente su corazón late por Morena.

 

Critican a Kimberly Loaiza tras revelar colaboración con James Charles