in

Plaza Grande

Nos comentan que...

De un momento a otro se hará oficial el nombramiento de Mariana Cruz Pool como representante de una delegación federal en Yucatán. En los últimos días llegaron de Ciudad de México señales en ese sentido, reforzadas con la presencia de la exsubdelegada de Bienestar en el centro del país. Aunque hay hermetismo en torno a su nombramiento, nuestras fuentes aseguran que la excandidata a diputada federal y a senadora se hará cargo de la representación de la Secretaría de Relaciones Exteriores. De esta forma, en cuestión de meses habrá dado el salto de una subdelegación a una delegación, después de que unas diferencias con Joaquín Díaz Mena propiciaron que éste, en un arranque de enojo, la destituyera como su brazo auxiliar de los programas de Bienestar en la región Norponiente. Por supuesto, a “Huacho” no le ha caído en gracia la designación que está por concretarse.

Los restauranteros están más que disgustados con la prohibición de que solo abran sus negocios de miércoles a domingo, con motivo de las restricciones de la emergencia sanitaria por Covid-19. Quizás por esa razón ya les llegó en forma discreta la promesa de que esa prohibición se levantará parcialmente a partir de la próxima semana y podrán abrir sus negocios al menos de martes a domingo, es decir, con un día más de servicio en comedor. No faltan quienes dicen que esa medida se ha demorado más de lo necesario, pues no ven el motivo de que a estas alturas estén cerrados dos días de la semana, incluyendo los restaurantes que están en hoteles y zonas de afluencia turística. A ver qué se decide hoy en la evaluación del semáforo epidemiológico.

La creación de los llamados circuitos gratuitos de interconexión entre paraderos fue acordada en las mesas de trabajo del Plan de Mejora de la Movilidad Urbana en el Centro Histórico y representó un giro inesperado para quienes se oponen al proyecto integral en el seno de la Cámara de Comercio de Mérida. La propuesta, nos comentan, se presenta en momentos en que en el interior del organismo trascendió que un grupo de consejeros identificados con su presidente, Michelle Salum, entre ellos Elías Dájer y José Becil, impulsaron la idea de solicitar algunas aportaciones extraordinarias de socios para movilizar a empleados de comercios que utilizan el transporte público. Esta medida la utilizarían, nos dicen, para expresarse contra la reubicación de paraderos. El problema fue que la creación de los circuitos gratuitos les quitó el argumento de sus quejas. Nos comentan que la mayoría de los consejeros coincide en que el “pase de charola” es una postura política radical, pues las ventas en la zona están deprimidas por la pandemia, aunque se espera algún tipo de repunte en el Buen Fin.

 

''No es karma, es Covid'': Salinas Pliego a cibernauta tras admitir que tiene la enfermedad

Sebastián Yatra llega a los 26 años soltero y muy feliz