in

Plaza Grande

Plaza Grande

Nos comentan que...

Llamó la atención que en el banderazo de inicio de los trabajos de la tercera y última etapa del parque metropolitano “Paseo Henequenes”, en Francisco de Montejo, el gobernador Mauricio Vila Dosal invitara a los principales aspirantes a la alcaldía de Mérida por el Partido Acción Nacional. Allí estuvieron el alcalde actual, Renán Barrera Concha, quien ya manifestó firmemente su intención de buscar la reelección y estuvo muy comunicativo y cercano a Vila Dosal. Otro que flanqueó al gobernador fue el senador Raúl Paz Alonzo, quien pocas veces participa en actos oficiales y también se destapó como candidato, pero se ve lejana su postulación por sus antecedentes poco favorables y su fama de “don juan”. Más lejitos estuvieron los diputados federales Cecilia Patrón Laviada, quien también anunció su interés de competir por la candidatura de Mérida, y Elías Lixa Abimerhi, quien suena como posible candidato emergente. Todos juntitos, en unidad, en armonía y pegados al gobernador, quien, según nos comentan, palomeará las candidaturas para el proceso 2021.

En el trienio 2015-2018 Celia Rivas Rodríguez era presidenta de la Junta de Gobierno y coordinadora de la bancada priista en el Congreso del Estado. ¿Alguna vez la imaginó como candidata del PAN? Pues aunque a muchos les cueste creerlo, esa posibilidad apunta a transformarse en realidad porque la exdiputada priista, hoy directora del Registro Civil en la administración de Mauricio Vila Dosal, es considerada la primera propuesta de Acción Nacional para representarlo en la contienda por el Distrito VII local en las elecciones de 2021. De acuerdo con nuestras fuentes, para concretar esa precandidatura ya se descartó por completo a Dafne López Osorio, quien parecía la candidata natural en esa demarcación después del susto que le propinó en 2018 a Felipe Cervera Hernández, ganador por un margen muy cerrado que lo hizo sufrir en el recuento de votos. Precisamente la posibilidad de que Felipe Cervera busque la reelección lleva a los operadores del PAN a pensar en Celia Rivas como su oponente, pues la exfiscal fue legisladora por el Distrito VII y se considera que aún conserva una estructura que le podría ser favorable. Tiempo al tiempo.

Y hablando de expriistas mezclados con panistas, vuelve a surgir el nombre de María del Carmen Ordaz Martínez como próxima candidata. La exdiputada federal, quien hace unas semanas se incorporó al gabinete de Mauricio Vila como subsecretaria de Desarrollo Social, se perfila para ser la abanderada del PAN en la elección del Distrito 2 federal, con cabecera en Progreso. Esa propuesta, sostienen nuestros informantes, ya tiene el visto bueno de quienes deciden en ese partido con el argumento de que puede llevar muchos votos a la causa panista. Sustentan esa versión en el hecho que en el Distrito 2 hay muchos municipios gobernados por autoridades priistas con quienes la exlegisladora y su esposo, el exalcalde y también exdiputado José Luis Blanco Pajón, tienen buena relación y podrían convencerlos con algún acuerdo. ¿Será?

Siempre en el tema de las candidaturas del PAN, la que ya se tambaleó cuando apenas se estaba cocinando es la de María Fritz Sierra, secretaria general de Gobierno. Como indicamos la semana pasada, era la propuesta para competir en el Distrito V local, pero luego de conocerse esa posibilidad hubo movimiento tras bambalinas y se decidió sustituirla por Karla Boehm Calero, directora de Administración del Despacho del Gobernador. Esto, por supuesto, no es del agrado de muchos panistas que se consideran con más méritos para un distrito considerado bastión del PAN. Quizás el más contento con este cambio sería el subsecretario Víctor Hugo Lozano Poveda, quien será el candidato en el Distrito IV y no tendría problemas para ser coordinador de la fracción blanquiazul, cargo en el cual sí iba a tener oponente con la abogada Fritz Sierra.

Ahora sí hay fecha para la anhelada reapertura del parque y zoológico El Centenario de Mérida: el miércoles 25 próximo, si la Secretaría de Salud de Yucatán aprueba los protocolos de ingreso al centro recreativo de la calle 59 con avenida Itzaes. La dependencia de salud, según nos cuentan, ha pospuesto la reapertura del zoológico en tres ocasiones porque todavía era muy alto el número de contagios por coronavirus, pero ahora parece que sí dará su aval porque habría un control de la pandemia en Yucatán, según muestran los principales indicadores.

Peligroso momento vive la señora Silvia Pérez Ruiz, de Tekax, dueña de una perrita chihuahua que fue violada por un menor de 15 años, simplemente por exigir justicia contra la agresión que quitó la vida a su mascota de cuatro meses. Ella se ha aferrado a la aplicación de la ley, al grado que pagó un dictamen veterinario sobre la causa de la muerte de su can y actualmente mantiene congelado el cadáver como prueba de los delitos contra el animal. Sin embargo, la agencia del Ministerio Público de Tekax perdió el expediente e incluso llevó peritos oficiales de la Fiscalía General de Mérida para que cambien la necropsia, porque los “especialistas” diagnosticaron que la muerte de la perrita chihuahua fue por neunomía, no por violación. El padre del menor responsable de la violación de la perrita baleó el domicilio de la denunciante el domingo pasado y pesan sobre ella graves amenazas. Esperemos que los casos de violación de perros en Tekax —además del señalado, hay otro por el que se le acusa al mismo presunto autor— no terminen en tragedia humana ante la pasividad de autoridades.

 

Pierde el apoyo de los republicanos

Cartón de Tony: La degradación de un lema