in

Plaza Grande

Plaza Grande

Nos comentan que...

El arquitecto José Manuel López Campos jura y perjura que no él solicitó la prolongación de su mandato como presidente nacional de la Concanaco por seis meses más y que tampoco hubo inconformidad por su permanencia en el cargo más tiempo del que marcan los estatutos confederados. Fue la Secretaría de Economía del gobierno federal, según nos comentan, la que valoró la situación de riesgo de la pandemia y, como el cambio de líder de la Concanaco debe ser presencial, es decir, con el voto directo de sus delegados, que son muchos, optó por prolongar el período del yucateco. Esta decisión la aprobaron por unanimidad los consejeros y los dos aspirantes que quieren la presidencia de la confederación. Lo mismo ocurrió con la Concamin.

Este mes vence el tercer período de un año del presidente de la Cámara de Comercio Mérida, Michel Salum Francis, y está por emitir la convocatoria para que los socios elijan al nuevo líder. Hasta el momento no suena ningún nombre como candidato de la Canaco, de modo que es probable que ya esté consensuado y el nuevo presidente salga de la actual directiva. Llama la atención el giro que dio la relación de Michel Salum con el gobierno del Estado, porque en el primer año de Mauricio Vila Dosal él fue clave para apagar una rebelión del sector hotelero por el cobro de impuestos en el presupuesto de ingresos, pero hoy es uno de los más críticos del gobierno estatal.

Quienes ya vieron la película del momento, Mujer Maravilla 1984, estarán enterados o escucharon de voz de la famosa actriz Gal Gadot que mencione a la zona arqueológica de Dzibilchaltún y muestre e interprete unos códices mayas que descifran los poderes de una piedra luminosa mágica que cumple deseos de su poseedor, sean buenos o malos. Estudiosos de la arqueología maya dicen que el director de la película y la actriz no pidieron información al INAH sobre Dizibilchaltún sino más bien recurrieron a la informacion disponible en internet para filmar ese fragmento. Como en la película no mostraron alguna imagen de Dzibilchaltún y los códices mayas en realidad son del Popol Vuh de Guatemala, los productores del filme no incurrieron en ninguna violación a la ley de monumentos históricos de Yucatán y de México. Nos recuerdan que en una película del agente secreto James Bond también mencionan una zona arqueológica maya de Yucatán.

¿Qué tendrá el zar antiCovid en México, Hugo López-Gatell, que despierta tantas deferencias en el gobierno de la 4T?, se preguntan no pocos observadores y analistas. A las disculpas y justificaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador por las vacaciones del subsecretario de Salud en la playa, porque “ha trabajado mucho”, lo que trabajadores de salud que no han podido descansar calificaron como una bofetada, se agrega una deferencia más de que fue objeto en estos días, que llamó la atención por inédita. Anteayer martes, al concluir breve discurso en el aeropuerto de CDMX con motivo de la recepción de un lote de vacunas, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, se despidió agradeciendo no solo a su jefe López Obrador, sino también a su subalterno López-Gatell. En el pasado los funcionarios únicamente hacían referencia en sus discursos a un superior y nunca a un subalterno, cuando de gratitudes se trataba. Esta vez no solo eso sucedió, sino Alcocer se dirigió a ambos en tono reverente, según nos comentan quienes así lo notaron. Por cierto, tras el breve, atropellado discurso del secretario, quien se equivocó no pocas veces al leer, varios dijeron comprender por qué él no es quien habla todos los días en la tribuna de la 4T.

 

Aumentaron los delitos contra menores en 2020

Cartón de Tony: Adjunto pruebas