in

Plaza Grande

Nos comentan que...

Los servidores de la nación, como se nombra a colaboradores del partido Morena que realizan diversas actividades relacionadas con el gobierno federal, tienen una participación muy activa y visible en las labores de custodia, vigilancia y aplicación de la vacuna contra Covid-19, según se constató en los municipios de Yucatán donde se comenzó a inmunizar ayer al personal médico de la primera línea de combate a la enfermedad. En Valladolid, por ejemplo, las vacunas llegaron a las 11:30 de la noche del martes en un camión del Ejército cuyos elementos se las entregaron a la subdelegada de programas sociales del gobierno federal, la exalcaldesa Alpha Tavera Escalante, de quien dependen los servidores de la nación.

Contra lo que se pudiera pensar, no todos los médicos, enfermeras y personal diverso de las áreas Covid accedieron a las vacunas, al menos no en el hospital San Carlos de Tizimín. A algunos no se les aplicó por cuestiones de salud, pero otros se negaron a recibir la dosis “por su religión” y algunos incluso dijeron que prefieren esperar a que lleguen vacunas de otros laboratorios, porque la que ahora se aplica es la de Pfizer y es efectiva en 90 por ciento. Según comentarios, esperarán la vacuna rusa, la Sputnik, que tendría efectividad de 96%.

Si la campaña del partido Fuerza por México se efectuará de forma tan desorganizada como la visita de su presidente nacional, Gerardo Islas Maldonado, entonces les esperan resultados nada favorables. El martes recibimos una “invitación de prensa” al encuentro de Islas Maldonado “con los presidentes de los comités municipales del partido”. La cita era a las 4 de la tarde en un local de Chichí Suárez con la dirección incorrecta y sin nomenclatura, pero pasó más de una hora y media y el evento en el ruedo del llamado cortijo aún no comenzaba y a la prensa se le pidió que se acomode donde pueda porque las sillas eran para los miembros del partido, entre los cuales muchos eran del interior del Estado que tenían que regresar a sus municipios. El evento comenzó alrededor de las 6, debido a que los visitantes fueron llevados primero al Paseo de Montejo para grabar un vídeo, sin importarles ya no la prensa, sino sus invitados y sus nuevas integrantes, las diputadas Silvia López Escoffié y Milagros Romero Bastarrachea, quienes recién renunciaron al partido Movimiento Ciudadano.

 

Acuerdo luego de robar ropa

Mauricio Vila: “Fue el año más difícil”