in

Plaza Grande

Nos comentan que...

El gobierno de México proporcionó transporte de la Fuerza Aérea Mexicana al presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, para sus traslados en su visita de dos días al país, que comenzó ayer lunes en el evento en la comunidad de Tihosuco, Quintana Roo, en que su colega Andrés Manuel López Obrador pidió perdón a los mayas por lo ocurrido durante la Guerra de Castas. A bordo de un avión pequeño de la fuerza aérea de su país, el presidente guatemalteco arribó alrededor de las 12 del día al aeropuerto de Kaua, donde abordó un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana que lo llevó a Tihosuco para reunirse con López Obrador. Después del evento en esa comunidad, distante 75 kilómetros de Valladolid, el mismo helicóptero regresó a Alejandro Giammattei al aeropuerto de Kaua, donde lo esperaba un avión de la Fuerza Aérea Mexicana para trasladarlo a Ciudad de México. Lo lógico sería que el presidente mexicano viaje en el mismo avión, pero en su insistencia en utilizar vuelos comerciales, López Obrador se trasladó por carretera a Valladolid, donde siguió a la vía de cuota para dirigirse al aeropuerto de Cancún y abordar un avión comercial para regresar a Ciudad de México. Aunque no se pudo confirmar, se supo que Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, esperaba en el aeropuerto de Kaua al presidente guatemalteco y viajaron juntos a Ciudad de México.

Apenas va el primer mes de la campaña política en Progreso y los dimes y diretes entre los candidatos a la alcaldía van subiendo de tono. El alcalde con licencia Julián Zacarías Curi, quien busca la reelección por el PAN, comentó en una reunión que durante la pandemia de Covid-19 y tras el paso de las tormentas tropicales que causaron inundaciones el año pasado no recibió ninguna ayuda de las dos diputadas progreseñas, ni una despensa, ni siquiera un cubrebocas, para la población afectada. “Me dejaron solo”, se quejó, sin mencionar los nombres de las diputadas que hoy día también son candidatas. Las respuestas de Lila Rosa Frías Castillo, diputada con licencia por el noveno distrito y hoy candidata del PRI a la alcaldía, y de María Ester Alonzo Morales, diputada federal por el segundo distrito y también candidata del PRI para el mismo cargo, no se hicieron esperar. Lila Frías refirió que como diputada también distribuyó apoyos a habitantes del municipio, en tanto María Ester Alonzo publicó en redes sociales que, para quienes lo ignoran, las funciones de una diputada son legislar y a pesar de ello también repartió ayuda a las familias durante la emergencia sanitaria por las inundaciones. Lila Frías también ha criticado al candidato del PAN porque presuntamente se aprovecha de recursos municipales en su campaña. Según la diputada con licencia, cuando Zacarías Curi, que es expriista, va a recorrer una colonia o comisaría, un día antes personal de la Comuna se encarga de tareas de limpieza, bacheo y otras reparaciones, algo que bien pudo haber aprendido Zacarías durante los años que militó en el partido de la diputada Frías.

Romario García Ramírez, candidato a la alcaldía progreseña por el Partido Encuentro Solidario, también se subió al ring político y critica a sus contrincantes que ofrecen realizar grandes obras, porque, dice, si pocas cosas no han podido llevar al cabo, menos podrán con los grandes proyectos que pregonan. Romario García se hace llamar “el candidato del pueblo”, pero durante la campaña se traslada en una camioneta Suburban color plata, placas YYZ-709-C, con chofer.

 

Colapso en la Línea 12 del metro deja un convoy suspendido y 13 muertos (vídeo)

Henry Martín no es investigado por su hermano; será citado a declarar