in

Prensa libre, vacuna clave

Asumamos nuestra responsabilidad

Nicolás Madáhuar Boehm (*)

Cualquier institución o individuo que no rinde cuentas termina deformando la realidad para adaptarla a sus intereses.

En la historia de nuestros gobiernos, pasados y presentes, hay sobrados ejemplos de ello. Dar luz sobre los hechos y clarificarlos objetivamente es el rol de la prensa libre en cualquier sociedad democrática.

Si hablamos en términos cibernéticos, esa prensa libre funge como el “sistema operativo” sobre el cual “corre” la libertad de expresión. Ese “sistema” es un ACTIVO imprescindible que como sociedad debemos valorar y cuidar. No podemos permitir que se le descalifique y desacredite.

Somos una sociedad diversa, con derecho a expresarnos y exigir rendición de cuentas. La prensa libre e independiente es el medio para hacerlo. Entre el poder y la prensa nos encontramos los ciudadanos. Necesitamos información confiable y de calidad para poder tomar decisiones, y por ello no podemos asumirnos ajenos, ya que somos quienes le damos viabilidad a ese ejercicio.

No debemos depender solo de lo que el poder nos quiera decir. Se requieren ángulos diversos sobre una agenda informativa que privilegie los temas que le sirven a la sociedad para RESOLVER SUS PROBLEMAS.

Un periodismo serio, de análisis, metodología, rigor de datos y evidencia nos genera valor social. Y ese valor tiene un costo que hay que cubrir, en dos vertientes:

El económico. Los medios independientes necesitan suscriptores, anunciantes, lectores, radioescuchas, etcétera. Como sociedad debemos ser conscientes del costo de la información. Tenemos el reto de convencer a las generaciones actuales de que la información verificada cuesta. Quienes dependen del dinero público tienen su objetividad comprometida.

Total transparencia. Nos toca a todos como sociedad ser sujetos y estar dispuestos (y expuestos) a dicha investigación y escrutinio.

Debemos exigir de nuestros medios integridad, claridad, objetividad, profesionalismo y escoger, premiar y darle nuestro apoyo a los que consideremos mejores. La prensa libre y fuerte es una VACUNA que como sociedad debemos tener para que el poder no se exceda.

Una responsabilidad no asumida es un problema que no se resuelve. Asumamos como sociedad la nuestra. La libertad no es algo a lo que se llega de forma definitiva, se trabaja y construye todos los días.— Mérida, Yucatán.

Expresidente local y vicepresidente nacional de Desarrollo Empresarial de Coparmex

Cartón de Tony: Amor con dolor se paga

El 78.9% de la población se siente “muy orgulloso” de ser mexicano