México se pierde un partidazo

El temor obliga a indígenas tzotziles a dejar sus casas