in

¿Qué queremos en 2021?

Editorial

Vacuna, pandemia y políticos

Marcelo Perez Rodríguez (*)

Dejamos atrás un año complejo, difícil, lleno de incertidumbres ante un virus y una pandemia que postró a la humanidad y cambió los estilos de vida y la rutina cotidiana. Sin embargo, en el horizonte vislumbramos con esperanzas un 2021 y deseamos que el cargamento esté lleno de salud, optimismo, fortaleza, buena actitud, afectos y amor.

Empero, es necesario también que nosotros pongamos de nuestra parte y avancemos decididos hacia lo que queremos. Las aspiraciones y deseos no llegan solos, no es pedirlos y esperar su arribo sin hacer algo.

Muchos propósitos se hacen al final de un año, pero al inicio del otro poco a poco esas promesas se diluyen y son sepultadas en el olvido.

Si queremos bajar de peso, hacer ejercicio, tener buena salud, convivir en armonía con los nuestros, tener calles limpias e incluso políticos y autoridades honradas es necesario que nosotros pongamos nuestros granitos de arena, actuar y hacer.

Si deseamos estar saludables y reducir kilogramos de más es necesario alimentarnos con comida saludable, dejar atrás frituras, golosinas y aguas azucaradas y consumir más frutas, verduras y agua natural.

Si deseamos conservar limpias las calles y nuestra ciudad es necesario evitar tirar basura en lotes baldíos, esquinas, avenidas o parques; así como retornar a la división de nuestros desechos, cuando menos en orgánicos e inorgánicos, y reciclar.

Elecciones

Lo mismo en cuanto a políticos, funcionarios y autoridades que nos gobiernan. Es importante decidir bien en épocas de elecciones. Ya no estamos para votar por los mismos, esas personas que viven desde décadas de las políticas y no desean dejar el presupuesto oficial o las nóminas de su partido e incluso ahora buscan reelegirse.

Hay que analizar qué hicieron esos candidatos en los trienios o sexenios pasados, sí estuvieron cerca de la gente y votaron a favor de sus demandas o simplemente pasaron de largo por las Legislaturas o de sus presidencias municipales, gozando de los jugosos salarios, canonjías y prebendas.

Ahora está de moda dentro de la política partidista cambiar de partido para buscar las posiciones anheladas que no se lograron con el partido anterior. Así, pudimos constatar en las semanas finales del 2020 como un grupo de priistas, principalmente los identificados con una ex gobernadora de la entidad, renunció a su partido y se fueron a Movimiento Ciudadano.

No sabemos si será para bien y fortalecer así al MC o por su pasado político de estos arribistas este partido pierda militantes o sufragios porque los electores no vean con buenos ojos a estos chapulines de la política.

Es lamentable ver cómo muchos políticos pueden cambiar de camiseta y siglas partidistas con facilidad. Esto no es por ideología o servir a la gente, sino simplemente para cumplir los intereses personales y caprichos por las ambiciones de poder.

También es necesario ser vigilantes de los funcionarios, presidentes municipales y gobernadores. Con esa fortaleza que esperemos nos traiga el nuevo año sería importante alzar la voz y sacudir a esas autoridades que deben luchar contra la corrupción, sea por estar lentas o calladas, para despertarlas de ese letargo y hacer que cumplan con sus compromisos.

Este año será de elecciones y ya por la TV escuchamos a cada rato los sonsonetes de los diversos partidos que buscan atraer a los electores con sus promesas de siempre. Sin embargo, todo este teatro, ya conocido por los ciudadanos, representa una sangría económica considerable que sale del pueblo. Es mucho dinero que se destina al INE y a los partidos políticos. Es aquí donde se deben recortar millonarias sumas y suntuosos salarios.

¿Qué queremos para este 2021? La vacuna contra el Covid-19 es una esperanza para detener el flagelo de este virus, los contagios, las muertes y la pandemia. Pero, mientras llega para toda la población, hay que poner de nuestra parte también para que no surjan olas de contagios que nos ahoguen y nos hagan difícil la vida cotidiana y volver al confinamiento. Hay que protegernos y cuidar a los demás.

También con nuestras decisiones podemos evitar el virus de la demagogia y la pandemia de las malas autoridades. Si ya hay vacuna contra el Covid-19 pongamos en las próximas elecciones con nuestro voto la vacuna contra esos legisladores, políticos y gobernantes que solamente ven el dinero fácil, los lujos y la adquisición de bienes inmuebles. Podemos cristalizar nuestros deseos y propósitos si nos lo proponemos y actuamos. Vamos a hacer con nuestras acciones que este 2021 sea mejor en salud, política y amor. Feliz Año. — Mérida, Yucatán

marpero53@yahoo.com.mx

Profesor

 

Aumentaron los delitos contra menores en 2020

Cartón de Tony: Adjunto pruebas