in

Reflejo de las operaciones realizadas

 

El estudio gerencial de estados financieros (Parte II)

Fernando Ojeda Llanes (*)

La semana pasada escribí que para conocer su situación económica y financiera los gerentes o propietarios de las empresas deben realizar un estudio de sus estados financieros y me referí al balance general y al estado de resultados; en esta ocasión será el estado de flujo de efectivo y el estado de variaciones del capital contable.

Ya he mencionado que el estado de flujo de efectivo es resultado de la comparación de dos balances generales, del período anterior y del actual, en virtud de que en estos estados financieros las cifras corresponden a saldos de cuentas; por lo tanto, no corresponden a un determinado ejercicio sino que son saldos que se acumulan desde que se inicia el negocio, de tal forma que las diferencias de saldos nos demuestran lo que sucedió en el período correspondiente al año del último balance que se compara.

El objetivo es demostrar de dónde proviene el efectivo y se utiliza para saber dónde se encuentra el dinero de la empresa; para tal caso, se clasifica en cuatro grandes conceptos: 1) Capital de trabajo: activo circulante, como cuentas por cobrar e inventarios y pasivo circulante: adeudo a proveedores y acreedores. 2) Entradas por el resultado de operación del negocio sin depreciaciones y amortizaciones o salida si es pérdida. 3) Salidas por inversiones. 4) Financiamientos.

En el renglón de capital de trabajo se debe observar si se utilizaron o no recursos para inventarios y si se incrementaron o disminuyeron las cuentas por cobrar; en cuanto al pasivo circulante, si se obtuvo mayor financiamiento de proveedores y de acreedores o se tuvo una disminución. En conclusión, en esta parte se da uno cuenta si se utilizaron más recursos para invertir en el capital de trabajo o se obtuvo financiamiento de los proveedores y menor inversión en las partidas de inventarios y cuentas por cobrar.

Sobre el resultado de operación, si es utilidad se observará un incremento de los recursos y si por el contrario es pérdida, cuánto de recursos se dejaron de obtener. En lo que respecta a inversiones, en este grupo se observa si la empresa tuvo erogaciones para partidas de activo fijo o si disminuyó esta partida por haber vendido algún bien.

El grupo de financiamiento nos reportará si hubo aportaciones de accionistas o préstamos recibidos de instituciones de crédito, así como los pagos realizados durante el período tanto por dividendos a los accionistas como amortizaciones de créditos a los bancos. Las diferencias entre entradas y salidas de los grupos anteriores nos demuestran si hubo mayor entrada de efectivo o viceversa, y se finaliza con el saldo final de efectivo en bancos y caja.

El estado de variaciones del capital contable nos demuestra los movimientos que tuvieron durante el período las diferentes partidas que lo forman que pueden ser: capital social, resultado del ejercicio, resultado de ejercicios anteriores, reservas, revaluaciones. Si hubo aumentos o disminuciones del capital de los socios, podrán observarse en el capital social. Por lo que respecta a resultado del ejercicio, debe coincidir con el estado de resultados. Los resultados de ejercicios anteriores no deben sufrir cambios de un ejercicio a otro más que por el traslado del resultado del ejercicio en curso. Las cuentas de reservas nos indican si se crearon o no y la de revaluaciones nos indicarán si se actualizaron partidas de activo.

La suma aritmética neta de las partidas anteriores nos proporciona el saldo final de la cuenta de capital contable procedente del balance general.

La importancia de este estado financiero es básica en virtud de que es un reflejo constante de las operaciones realizadas a favor o desfavorables para los accionistas, en virtud de que en el capital contable se refleja el valor en libros de las acciones de los propietarios. Especial importancia se debe dar a la cuenta de resultado de ejercicios anteriores en virtud de que en muchas ocasiones los contadores la utilizan para registrar partidas que se omitieron por algún motivo en otros ejercicios o ajustes que pretendan no ser señalados en el ejercicio en curso.

Otro dato importante es que siendo el capital contable una cuenta de balance general que arrastra movimientos o saldos de otros ejercicios, se le debe dar seguimiento en forma continua, sobre todo por los accionistas; de acuerdo con lo anterior, es importante señalar que la cuenta de resultado de ejercicios anteriores no solo comprende el último ejercicio, sino también anteriores históricos cuyos respectivos estados de resultados debieron ser estudiados, revisados y aprobados en su respectivo momento.— Mérida, Yucatán.

ferojeda@prodigy.net.mx

fernandoojeda.com

Doctor en Investigación Científica. Consultor de empresas

 

Lesionado en Sitilpech

Sólidas promesas de postcampaña