in ,

Rincon del Maloso

 

Patrick Mahomes.- Foto: AFP

Moisés Cituk Hernández (*)

“Patrick Mahomes is the real deal”, coinciden muchas grandes figuras del periodismo deportivo en EE.UU.

La forma más detallada de traducir esa afirmación al español es diciendo que Mahomes tiene todas las herramientas para convertirse en uno de los mejores mariscales de campo de la NFL. Que es de verdad. Que no está “inflado”. Que no se va a caer como Dak Prescott o “RGIII”. Y se tienen razones de sobra para pensar así.

Con 23 años de edad, y apenas en su primera temporada como pasador titular, Mahomes ha liderado a los Jefes de Kansas City a un arranque perfecto luego de cuatro semanas de acción. La forma en cómo lo ha conseguido es lo que ha dejado a todo mundo boquiabierto.

Hijo de Patrick Lavon Mahomes, pelotero de Grandes Ligas por más de una década, Mahomes II es la bujía ofensiva del mejor ataque en la NFL. Acumula 14 pases de anotación, la cantidad más alta de la liga, y sin envíos interceptados. El egresado de Texas Tech también tiene un acarreo de touchdown.

Con uno de los brazos más potentes entre jugadores en activo, Mahomes es un “pocket passer”, que se vuelve más peligroso cuando tiene una buena protección de su línea ofensiva. Pero también es inteligente y ha demostrado una excelente capacidad para tomar decisiones. Y es atlético. Sin ser un quarterback corredor per se, tiene la capacidad de alargar las jugadas, como se vio el lunes pasado contra Denver.

¿Podrá consolidarse? ¿Será el siguiente Brady, Brees, Rodgers? Solo el tiempo lo dirá. Pero vaya que estamos ante un jugador especial.

@MoisesCituk

Se pasa un alto y choca

Amigos, no amagos