in

Solidaridad revalorada

Editorial

Un honor y un gran reto en Coparmex Mérida

Fernando Ponce Díaz

Discurso pronunciado por el autor en el evento virtual de ayer con motivo de su toma de compromiso para un segundo periodo como presidente de Coparmex Mérida:

Presidir Coparmex Mérida por un segundo año es un alto honor y al mismo tiempo un gran reto.

Honor, por tener la oportunidad de contribuir al fortalecimiento de nuestro sindicato patronal en su sexagésimo aniversario.

Un gran reto el hacerlo en un contexto tan complejo como el que se vive en todo el mundo.

Apenas una semana después de la toma de compromiso del año pasado, apareció el Covid 19. No imaginamos lo mucho que cambiaría nuestra vida diaria este virus. Aún no sabemos qué más cambiará de nuestras vidas esta pandemia.

El impacto ha sido severo. Hemos perdido familiares, amigos y compañeros. La economía en general ha sido afectada como sólo unas cuantas veces en la historia. La educación ha sido alterada hasta sus propias raíces. La cultura, las artes, nuestras costumbres, todo ha cambiado y seguirá cambiando.

En Yucatán, la actitud asumida por empresarios y autoridades, salvaguardando los centros de trabajo, es de reconocerse.

En medio de los obstáculos, unos y otros han hecho su parte para mantener las nóminas en activo y cuidar al máximo a la ciudadanía y a los centros de trabajo.

Mención especial merecen los comprometidos hombres y mujeres trabajadores del sector salud, quienes, con auténtica vocación humanista y de servicio, han prestado ayuda desde las primeras líneas de combate, poniendo en riesgo su salud e incluso su vida, muchas veces en condiciones difíciles y sin contar con los recursos suficientes.

Todos en Coparmex Mérida reconocemos y aplaudimos su esfuerzo y sus historias no deberán ser olvidadas.

La pandemia también ha sacado lo mejor de nosotros.

Autoridades y ciudadanos hemos logrado avanzar en medio de la incertidumbre, utilizando el diálogo, la participación y la comunicación, siempre con base en la verdad y la buena voluntad.

Se ha priorizado la salud de los yucatecos y se ha respetado el principio de igualdad de oportunidades en salud, en educación y en trabajo, para mantener la convivencia de manera ordenada y pacífica.

Desde la Coparmex, valoramos las acciones llevadas al cabo por las autoridades y, como siempre, estamos atentos a verificar continuamente su compromiso en favor de la transparencia y la rendición de cuentas.

Para tener un buen gobierno, se requiere la acción conjunta de la autoridad y del ciudadano, y uno de los medios más eficaces para lograrlo es la comunicación fluida, abierta, directa y bien intencionada. Desde aquí, reconocemos que este tipo de comunicación la hemos tenido en varias ocasiones con el Ejecutivo, en tiempos tan complejos como los que estamos viviendo.

Un ejemplo de ello es el Acuerdo de Reapertura Económica Segura de Yucatán, firmado en agosto del año pasado, y las diferentes mesas y reuniones de análisis que hemos sostenido.

Señor gobernador, esperamos continuar así con el objetivo de no vernos sorprendidos con medidas que, aunque no tengan esa intención, puedan afectar al ecosistema empresarial, entendiendo, claro está, que la prioridad siempre será proteger la salud de la población.

Pedimos lo mismo a los Poderes Legislativos Local y Federal, con cuyos miembros esperamos tener una comunicación más directa y eficaz, teniendo en cuenta que la naturaleza de su función, que es la de legislar, requiere antes escuchar los puntos de vista de la sociedad a la que representan.

Aprovecho para señalar lo ocurrido hace unos días respecto a los cortes de energía eléctrica sufridos en diversas entidades del país, entre ellas Yucatán, en donde miles de hogares y empresas sufrieron afectaciones producto de la falta de gas natural para generar energía eléctrica, a la par de la discusión que en estos momentos se está llevando al cabo en la Cámara de Diputados para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, la cual, ya se les ha demostrado con datos técnicos, provocará mayores tarifas para los usuarios y mayores subsidios a pagar al usar combustibles ineficientes y contaminantes, lo que lamentablemente han desoído una gran parte de los legisladores que solo velan por sus intereses.

El respeto a las instituciones democráticas es el respeto a la libertad y dignidad de los ciudadanos, y constituye uno de los aspectos fundamentales del estado de derecho.

Estado de derecho que a la vez implica el respeto entre los poderes que integran el régimen republicano, en donde la razón de la existencia tripartita del poder es el necesario equilibrio de las funciones legislativa, ejecutiva y judicial.

Ningún poder es más ni menos que los otros. Se atenta, por tanto, contra el principio democrático fundamental cuando uno de ellos se eleva sobre los demás y los trata como subordinados.

Uno de los compromisos de Coparmex es el de promover, sostener y fortalecer aquellas instancias e instituciones que faciliten y promuevan las prácticas de buen gobierno; esas prácticas que, ante todo, son un espacio de participación de la sociedad.

Por tanto, nos oponemos tajantemente a cualquier acción que suponga o pretenda debilitar a organismos autónomos como el INE y el INAI, que tanto esfuerzo nos ha tomado desarrollar a los mexicanos.

Estoy seguro que con el liderazgo de Pepe Medina Mora como presidente de Coparmex nacional se lograrán construir los necesarios puentes de comunicación con el gobierno federal para hacerle llegar de manera clara y precisa las preocupaciones y propuestas del sector empresarial representado en Coparmex, y retomar el ritmo de las inversiones que traerán por consecuencia un incremento en la generación de empleos que hoy más que nunca se requieren.

Estamos a unos meses de las importantísimas elecciones del 6 de junio, en donde elegiremos diputados federales, diputados locales, ayuntamientos y en algunos estados gobernador.

Como Coparmex, participaremos activamente en la promoción del derecho del voto informado y en la importancia y necesidad de salir a ejercerlo de manera libre y secreta. Requerimos pasar de ser habitantes a ciudadanos, con crítica constructiva y propuestas. Tenemos que motivar a la gente a salir a votar.

Al mismo tiempo, exigiremos a los tres niveles de gobierno el total respeto a los procesos y a las leyes que enmarcan la esencia de la democracia. Juego limpio durante las campañas y la elección.

Estaremos ahí todo el camino, incentivando a los ciudadanos a participar por el bien de México y de las siguientes generaciones, recordándoles la importancia de los contrapesos entre poderes.

Compartiremos nuestros valores para así motivar los liderazgos en la búsqueda del bien común. Hay que salir a votar el 6 de junio, porque si lo hacemos todos, juntos, podremos hacer la diferencia.

Uno de los aspectos más importantes de la vida democrática y de la administración pública es el decidido combate a la corrupción y a la impunidad. Por lo anterior, pedimos a los funcionarios y colaboradores del gobierno en sus tres niveles un escrupuloso manejo de los recursos públicos, reprobando todo acto de corrupción y, sobre todo, sancionándolo conforme a la ley, sin importar que se trate de hechos cometidos en el pasado o en el presente.

Hemos aprendido muchas cosas durante la pandemia y una de las más importantes ha sido el revalorar el ser solidarios, el ser empáticos, el ser responsables y actuar pensando en la comunidad y no sólo en el individuo.

Este año cumplimos como Coparmex Mérida 60 años de existencia y refrendamos nuestro compromiso de trabajar hombro con hombro con las autoridades para que, a travé s del diálogo responsable, sigamos construyendo una sociedad fortalecida y solidaria, un gobierno más atento y sensible a las necesidades comunitarias, un mejor país, un mejor Yucatán y una mejor Mérida.

Seguiremos participando de manera activa en la toma de decisiones de las autoridades y elevando nuestra voz cuando veamos vulnerado el bien común, como siempre lo hemos hecho. Que nadie tenga duda de eso. Creemos en la dignidad de la persona humana; creemos en la libertad de emprender con eficacia, eficiencia y responsabilidad social.

Creemos en el estado como promotor del bien común y responsable del orden social, de la seguridad pú blica de la salud y de la educación para todos. Estamos convencidos de la importancia del liderazgo humanista en cada una de nuestras empresas, porque en la medida en que crezcan nuestros colaboradores, crecerán nuestras empresas.

Hago un llamado al sector empresarial organizado. Hoy más que nunca, necesitamos estar unidos.

Que como empresarios, en nuestros respectivas organizaciones, cámaras y asociaciones, tengamos un mismo propósito, el de dar vida y fuerza a una economía con sentido social, lastimada por la pandemia. Hagámoslo por nuestra gente y por nuestros representados tal como lo hicimos con el recién creado Observatorio Estratégico de Yucatán, ente de análisis y productor de valiosa información para el sector empresarial.

Combatir al C ovid 19 es una tarea conjunta entre la ciudadanía y el gobierno, de eso no hay duda. Sigamos promoviendo el cuidado entre todos nosotros y apoyando las estrategias sanitarias que el Estado ha implementado.

Aprendamos de lo que hemos hecho bien y sigamos apoyando las buenas prácticas. La recuperación de Yucatán la alcanzaremos con nuestro esfuerzo, trabajo, compromiso y la gracia de Dios. ¡Ánimo!

 

Preocupa el trato a menores

Cartón de Tony: ¿Y yo por qué? Región 4