in

Sublime Amor

Foto: Megamedia

Reflexiones del diario vivir

El amor es el vínculo perfecto, es lo que une y mueve al mundo; el amor es el sentimiento más puro del ser humano. Nuestra naturaleza es el amor, todos hemos amado en esta vida, a nuestros padres, hermanos, familia, amigos, o amor de pareja.

El amor al prójimo nos hace mejores personas, por eso nuestra labor como organización es compartir amor al prójimo.

Llevamos tres años yendo por las calles y a todo lugar que podamos para compartir y contagiar ese sublime amor con las personas, y poner un granito de arena para construir un mundo mejor, pero también para recordarles que hay un amor mayor que es el amor de Dios, y que nunca estamos solos pues Dios siempre nos acompaña. No importa el nivel socioeconómico, siempre es bueno compartirles amor a las personas y recordarles que Dios los ama.

Algunas de nuestras labores han sido llevar alegría y alimentos a asilos, casas hogar para niños, recolectar juguetes y donar despensas. También vamos por parques y plazas dando un mensaje de fe, esperanza y amor.

Con la ayuda de más personas con el mismo propósito, a través de la música con mensajes que nutren el alma llevamos un mensaje que fortalece los valores para que no se pierdan, como respeto, tolerancia, integridad, responsabilidad, lealtad y solidaridad, entre otros.

Mucha gente se ha sumado y ha sido parte de esto voluntariamente, anhelamos seguir inspirando a otros a ayudar de alguna manera a su prójimo. Siempre habrá alguien a quien ayudar, darle una mano o ser un hombro de apoyo.

Sublime Amor está conformado por 18 personas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos, pues el amor es generacional. La fundadora de este movimiento es Yeny Canché Canul, quien cree fervientemente que es mejor dar que recibir, y su inspiración en todo momento es el amor de Dios.

En este tiempo tan difícil que atraviesa el mundo entero quieren llegar a ti a través un artículo semanal para que, en medio de tanta mala noticia, puedas leer y nutrir tu mente, alma y corazón de mensajes de aliento, de esperanza, de superación; un mensaje de vida, un mensaje de Dios.

Trump cerrará un foro

Cartón de Tony: Montañas de fe