in

Superando las pérdidas de la vida

He vuelto a escribir

Jesús E. Pinto Sosa (*)

El 11 de octubre de 2019 se cumplió un año del último artículo enviado y publicado por el Diario de Yucatán. Ha pasado poco más de un año y hasta hoy he vuelto escribir. A lo largo de estos meses, en diferentes momentos, colegas, amigos y conocidos me han hecho constantemente dos preguntas: ¿qué pasó? y ¿vas a volver a escribir?

Fiel en lo que creo y por respeto a quienes me leen y depositan su confianza en mí, escribo este artículo para dar respuesta a esas dos interrogantes.

Se trata de una etapa que me tocó vivir y tiene relación con las pérdidas y los duelos. Dos palabras que experimenté y aprendí a reconocer. Me ayudó comprender la “pérdida” desde dos significados que les da Gaby Pérez Islas: 1) “algo que teníamos y dejamos o vamos a dejar de tener” y como 2) “algo que yo deseaba y nunca pude alcanzar”. En ambos sentidos, cada pérdida nos lleva a un duelo, así como afrontar la adversidad.

Perdí a mi papá y a un hermano en un intervalo de un mes. El primero, después de una larga y difícil agonía. El segundo, de forma repentina. Tuve una intervención quirúrgica de urgencia, entre el fallecimiento de mi papá y mi hermano, cuya recuperación fue más lenta de lo previsto. Sufrí un fuerte accidente automovilístico en carretera, en el cual la aseguradora declaró pérdida total del vehículo, y en donde sufrí una fractura en la mano derecha que implicó una férula durante un mes y unas semanas de terapia física.

Como consecuencia de lo anterior, durante 2019 la dinámica de trabajo y mi productividad académica se vio afectada, dando paso a priorizar la salud y la familia. No pude participar en algunas actividades y eventos académicos. Paralelamente, recibí la negativa o no aceptación de un par de proyectos de desarrollo personal, profesional y de investigación con un alto significado para mí. Un año inusual, en donde fueron una constante las visitas al médico.

Para mí no es fácil escribir esto y hacerlo público, pero lo hago por una frase que leí en el libro “Cómo curar un corazón roto”, de Gaby Pérez Islas: “Yo lo puedo todo, pero no puedo solo”. Fue imperativo comprender lo que estaba viviendo, el momento en que me encontraba y darme cuenta de que necesitaba ayuda.

Presencia

En lo personal, mucho me ayudaron las lecturas del libro “Meditaciones para los días de sufrimiento”, de Hugo Estrada, para encontrar paz y confirmar la presencia y amor de Dios en mi vida. El acompañamiento de mi psicóloga y participar en un taller vivencial de duelo “Cómo duele estar sin ti” fueron dos aspectos claves en mi proceso. Tuve igual la bendición de contar con el amor, la escucha y paciencia de mi esposa; la presencia y alegría de mis hijos; los amigos, quienes, de diferentes maneras y gestos, me demostraron su presencia y cariño. La comprensión y apoyo de colegas y autoridades en el trabajo igual resultó valioso. Esta fue mi red de apoyo.

Durante este tiempo aprendí la necesidad de hacer pausas, “darme un retiro”, vivir a paso lento, tener paciencia conmigo mismo, escuchar a mi corazón, hablar, reconocer que no lo puedo todo, escuchar consejos y darme permisos para llorar, gritar y abrazar. Pero igual, un tiempo que me sirvió para descubrir que “la vida a veces nos tumba, pero sólo tú puedes decidir si te levantas” (Jackie Chan, en “Karate Kid”).

Decido levantarme, abrir una nueva etapa y manifestar cómo mi vida cambió. De ahí la necesidad de volver a escribir, de recuperar el tiempo y el espacio para compartir y aprender con los demás, siendo yo mismo: sensible, apasionado, perseverante, comprometido y espiritual. Con la firme convicción de que entre todos podemos darnos esperanza, aliento y motivación, y disfrutar de la alegría de la vida; es decir, ser una red de apoyo.

Lo que sigue, en los próximos textos, es cumplir con el compromiso de escribir los artículos pendientes relativos al tema de la corrupción docente. Luego, vendrán algunas novedades sobre temas de interés en educación. Hasta el próximo escrito.— Mérida, Yucatán

psosa@correo.uady.mx

Profesor investigador de la Universidad Autónoma de Yucatán

Síguenos en Google Noticias

Viable, amparo contra un nuevo impuesto