in

Tunkul Político: ''El ciclón “Delta” se llevó la semana''

Seleccione para escuchar: "Tunkul Político: ''el ciclón “Delta” se llevó la semana''

Por Sac-Nicté

¡Hola amables lectores! Seguimos terminando semanas pasadas por agua, o mejor dicho, en las que literalmente nos llueve sobre mojado. Pero como de costumbre, pese a las interrupciones de energía eléctrica y a los fallos en la señal de internet, los Tunkules Amigos hicieron llegar sus acostumbrados mensajes, por lo que sin más preámbulos pasamos de una buena vez ¡A darle!

El Tunkul Nacional dice que ya está mareado de tantas vueltas, pero que no importa, porque las da con gusto. El tema que acaparó la atención y los comentarios fue la discusión y aprobación en la Cámara de Diputados de la iniciativa que desapareció al titipuchal de fideicomisos existentes en diversos ramos de la administración pública. Como ya es costumbre, la polarización estuvo más que presente, ya que por una parte llovieron las críticas sobre la desaparición y desde luego, las quejas y protestas, en tanto que por la otra estuvieron imparables las denuncias sobre malas prácticas en el manejo de los dineros que se asignaban a esos fideicomisos. Al final de una maratónica sesión se aprobó por mayoría la extinción de esas instancias. ¡Tan-Tán!

En lo referente a la grilla, el espectáculo estelar fue la elección por encuesta de los dirigentes nacionales de los morenos, pues se dieron con todo los suspirantes. Las proyecciones preliminares se cayeron y el resultado final sobre quien ocupará el cargo de presidente fue de fotografía, con un empate técnico entre Muñoz Ledo y Mario Delgado. Porfirio dice que aunque sea por pocas décimas ya ganó, y que su lugar en la historia como el único mexicano que ha sido presidente nacional de tres partidos políticos, no se lo quita nadie.

Pero como la diferencia es menor al uno por ciento de los votos recibidos, al parecer habrá segunda vuelta que tendrá como participantes únicamente a los dos empatados. Así que la función sigue. A ver en qué para el asunto.

Pasando a los asuntos del x´tokoy solar, el ciclón “Delta” se llevó la semana. El “allá viene” cambió drásticamente por el “lo tenemos encima al ratito” y las compras de pánico no se hicieron esperar. El tamaño y la categoría  que traía, prendieron los focos rojos en todos los ámbitos y no era para menos, pues eso de que tenía el tamaño de Gilberto y la fuerza de Isidoro, anunciaba que su paso sería devastador. ¿Masinó?

Pero antes de tocar tierra de la península, bajó su potencia y se degradó a categoría dos. ¡Ufff! Sin embargo, sus efectos se sintieron en todo el estado, sobre todo en los municipios de la región oriente, pero eso sí, nos llovió parejo a todos los yucatecos.

Tal y como se lo comentamos la semana pasada, la politiquería hizo acto de presencia y las fotitos y videítos que predijeron los Tunkules inundaron las redes sociales; solo una pose se les pasó comentar: la de los grillos con picos y palas en las manos supuestamente arreglando desperfectos, en todas las demás le atinaron. ¡Qué tal!

Pero al día siguiente, los efectos de “Delta” pusieron en la vitrina pública una serie de situaciones producto de malísimas prácticas en lo referente al desarrollo urbano de nuestra ciudad capital. Las caóticas inundaciones en diversos puntos de la zona norte del municipio fueron realmente impactantes, pero la de antología fue la del fraccionamiento “Las Américas”.

Miles de casas con sus interiores llenos de agua, las calles como si fueran los canales de Xochimilco, un trágico y lamentable fallecimiento  por descarga eléctrica, los inevitables cortes de esa energía, así como afectaciones de todo tipo. Y para colmo, la inundación no baja, el agua no se va.

Las protestas no se hicieron esperar, protestas absolutamente válidas y legítimas ante los daños sufridos. Los reclamos están enfocados principalmente a la empresa constructora de ese desarrollo habitacional.

El Tunkul Urbanista que le entiende a ese tema y conoce los vericuetos de cómo se llevan a cabo las acciones referentes al crecimiento de la ciudad, nos hizo llegar un mensaje en el que nos comenta que si bien la constructora tiene responsabilidades, no es ella solita, pues para la construcción de un desarrollo habitacional de ese tipo, se necesita contar con la aprobación de autoridades estatales y municipales.

Nos platica que la aprobación del proyecto es responsabilidad del gobierno estatal de acuerdo a lo establecido en la Ley de fraccionamientos; el tipo de uso de suelo lo define el Programa municipal de desarrollo urbano; los permisos de construcción los otorga el ayuntamiento, pero una vez terminado y concluido el proceso de municipalización, la responsabilidad del mantenimiento y los servicios recae completamente en la autoridad municipal.

El argumento de que es culpa de  tanta lluvia que subiera el manto freático, obliga a pensar si para la aprobación de ese fraccionamiento se pasaron por alto algunos requisitos ¿Negligencia, omisión, complicidad, dividendos, cuatitud, corrupción? ¡Vaya usted a saber! Y como nos estamos enfurruñando mejor aquí le paramos. Cuídese mucho, manténgase pendiente de los acontecimientos y por favor no olvide que ¡Nos leemos a la próxima! Mérida, Yucatán, a 11 de octubre de 2020.   

El presidente Donald Trump habla desde el Balcón Truman de la Casa Blanca, en evento público ayer sábado, el primero desde que se le diagnosticó con Covid-19 (Foto de EFE)

Trump se dice ''inmune'' y listo para regresar a la batalla electoral