in

Tunkul Político: Semana Santa inédita y seguro de desempleo en Yucatán

Tunkul Político- 329

                               Por Sac-Nicté

¡Hola amables lectores! Semana Santa inédita la que terminamos. Los Tunkules Amigos se la pasaron cumpliendo los lineamientos preventivos por la contingencia sanitaria, pero estando muy atentos a los pormenores de la situación para hacernos llegar sus acostumbrados mensajes, por lo que mejor sin más preámbulos pasamos de una buena vez ¡A darle!

Pues aquí vamos, exactamente a la mitad del decretado estado de emergencia en todo el país y con el coronabicho ese haciendo de las suyas. El Tunkul Nacional nos platica que como era de esperarse, el ambiente se tensa cada día más, tanto en el ámbito de salud pública, como en lo económico, lo social y ni que decir en lo político.

En lo referente a la salud pública, el avance del coronabicho es el tema central, pues ya se hizo el anuncio público de que en unos cuantos días entraremos a la llamada fase tres de la pandemia, por lo que es necesario aplicarnos en el cumplimiento de las acciones de prevención.

Nos dice también que la contingencia económica que ya tenemos encima es el tema más utilizado para el grillerío confrontativo que ya se armó, pues las exigencias de que el gobierno federal apoquine la misma cantidad de lana que se ha destinado en países europeos o en el vecino del norte, van subiendo de tono y generando una mayor polarización. Y esto apenas va comenzando.

En el x´tokoy solar el ambiente es muy parecido, pero incluso con algunos agravantes, pues la ruptura del estado de derecho, la manipulación del pánico social y la grilla tendenciosa se van incrementando.

Los anuncios de presuntos programas o acciones para hacer frente a la contingencia son cosa de todos los días, sin que al parecer se midan los problemas que éstos puedan generar. Un ejemplo muy claro fue el del “apoyo económico” para las personas que por la contingencia han perdido sus empleos o la posibilidad de obtener ingresos por su cuenta.

Se anunció con bombos y platillos que se darán hasta dos mil quinientos pesos mensuales (Ojo: dice hasta dos mil quinientos, es decir, que puede ser menos) a quienes se inscribieran en una página de internet creada ex profeso para ese programa;  tan solo 24 horas después se dijo en un videíto que como las inscripciones fueron muchas, ya se había llegado al tope del dinero presupuestado, por lo que se cerraban las inscripciones.

Al día siguiente centenares de personas se juntaron en Moloch en la puerta de palacio de gobierno protestando porque no se pudieron apuntar para recibir ese apoyo, unos diciendo que el sitio de internet no les permitió inscribirse y otros - por cierto la mayoría- señalando no tener acceso a las nuevas tecnologías. ¡Qué tal!

Así que para evitar un motín, se puso una mesita para recibir los papeles e inscribir a todos los presentes. ¿Y eso? ¿No que ya se había llegado al tope del dinero presupuestado? ¿Quiénes serán los engañados? ¿Los que hicieron en tiempo y forma su inscripción, los que físicamente la realizaron, mita y mita? Vamos a ver dijo un ciego…

Por su parte, El Tunkul  Municipalista se reporta para platicarnos que uno de los problemas que se está agravando en los municipios es el de la violación al derecho constitucional al libre tránsito, pues el miedo generado por la incertidumbre y el desconocimiento, ha dado pie a que se piense que negando la entrada a las comunidades a personas que no son vecinos, se evitará que el bicho llegue, por lo que se colocan barricadas para impedir el paso. Un mensaje de ese Tunkul dice que hasta el pasado domingo, esas acciones se estaban dando en 21 municipios del interior del estado. ¡Cosas veredes mío Cid!

Bueno, hasta en el municipio de Mérida se han instalado retenes en el anillo periférico para “devolver” a sus casas a los vehículos provenientes de los fraccionamientos Ciudad Caucel y Las Américas, impidiéndoles el paso. Oiga usted ¿Acaso esos núcleos habitacionales no forman parte del municipio?

Las pifias jurídicas están a la orden del día, pues el Tunkul porteño nos platica que el alcalde de Progreso emitió un comunicado para informar que de acuerdo a los lineamientos del gobierno federal no se podía impedir el paso a quienes se dirigieran a ese municipio, pero que como no es periodo de vacaciones, se prohibían actividades en la playa o en el mar, por lo que solicitó el decomiso de  cualquier vehículo  motorizado, marino o terrestre que sea utilizado de modo recreativo. ¡Híjole! ¿Qué dependencia llevará a cabo el mencionado decomiso? Porque según ese Tunkul,  las playas y el mar no son jurisdicción municipal, sino federal ¿Será que lo haga personal de la zona naval sin orden expresa emitida por su Comandante Supremo? ¡Pa´su mecha!

Así las cosas y apenas vamos a la mitad de la coloquialmente llamada cuarentena. Toca a la sociedad cumplir con responsabilidad todas las medidas implementadas por el estado de emergencia, pero es inadmisible que los gobernantes pongan en práctica el abuso de poder, y muy lamentable que por la incertidumbre y el miedo social, se acepte. ¿Masinó?

Y como ya nos pasamos de caracteres, aquí tenemos que pararle. Manténgase pendiente de los acontecimientos y por favor no olvide que ¡Nos leemos a la próxima!

Mérida, Yucatán, a 14 de junio de 2020

Síguenos en Google Noticias

El expresidente Felipe Calderón Hinojosa (Foto de @FelipeCalderon)

Felipe Calderón: México afronta la peor crisis económica y sanitaria