in

Tunkul Político: "Sin tregua en la batallas de la grilla"

Seleccione para escuchar: Tunkul Político: "Sin tregua en la batallas de la grilla"

Por Sac-Nicté

¡Hola amables lectores! Semana carnavalera la que vamos terminando. Los Tunkules Amigos se dieron sus escapadas a diferentes lugares de la península para gustar los desfiles de chaquiras y lentejuelas, pero cumpliditos como son, no dejaron de hacer llegar sus mensajes, por lo que sin más preámbulos pasamos de una buena vez ¡A darle!

En el x´tokoy solar, ni las fiestas carnestolendas lograron hacer una tregua en la batallas de la grilla, porque para empezar, la confrontación entre el ChiquiGóber y Ken Barrera se hizo presente en la competencia para ver cuál de las pachangas lograba juntar más gente: si el carnaval de X´matkuil o el del vecino puerto de Progreso.

Parte del  financiamiento por la exclusividad de venta de cerveza de distinta marca en cada uno de ellos, más el apoquinamiento de lana bajo la mesa y los subsidios oficiales, fue utilizado para la contratación de artistas, equipos y un titipuchal de adornos y publicidad. Eso sí, las manos que mecen las cunas quedaron al descubierto, pues en el carnaval porteño hasta la Guardia Nacional estuvo de guarura de un artista ¡Qué tal!

¡Ah! Pero tampoco pudo el carnaval parar las manifestaciones de inconformidad por las arbitrariedades y enredos que arrastra la actual administración pública estatal, pues los jubilados del ISSTEY que conforman el “Grupo Hormiga” salieron a la calle para conmemorar el primer mes de la represión que sufrieron con la gaseada el día del informe, en diferentes puertos de nuestra costa grupos de pescadores se manifestaron en contra de las irregularidades en la entrega de apoyos por la veda del mero y de nueva cuenta se hicieron presentes a las puertas de palacio de gobierno los trabajadores del sector salud exigiendo el pago atrasado por lo que denominan gastos de camino, es decir,  viáticos, así como por la falta de entrega de uniformes y aditamentos que garanticen seguridad ante el riesgo de su trabajo. ¡Pa´su mecha!

Paralelamente, las noticias sobre inseguridad y actos violentos, continuaron preocupando a la población. Suicidios, hallazgos de cadáveres, parricidio, robos en casas y comercios, cristalazos a vehículos, extorsión telefónica, enfrentamiento de pandillas con puñaladas y balazos, atrajeron la atención pública y generaron un sinfín de comentarios.

Un buen número de los mensajes recibidos sobre ese tema, hacen la misma pregunta: ¿Y las camaritas, y los drones, y el helicóptero y todo el arsenal tecnológico para la seguridad pública? ¿Y los 2,600 millones que se  aprobaron contratar en la modalidad de deuda pública  en qué, dónde y para qué se están usando?

Uno de los mensajes que nos llamó la atención es el que expresa que como el actual gobierno siempre encuentra excusas para tratar de ocultar sus incapacidades, solo falta que salgan a decirnos que la inseguridad y la violencia no se pueden detener porque ante las protestas ciudadanas tuvieron que derogar el cobro de aquel  derecho para el supuesto mantenimiento de la “infraestructura tecnológica de seguridad pública”, si, el del 8% del consumo de energía eléctrica y que la CFE no quiso cobrar en sus recibos. Híjole, como se las gasta el estilo Vil, capaz y se atreven ¡Cosas que tiene la vida Mariana!

El que se reportó bien encabritado –como de costumbre- fue el Tunkul Ciudadano, para comentar la desfachatez de que hizo gala el Auditor Superior del Estado, cuando al entregar al Congreso su dictamen sobre la cuenta pública del gobierno, correspondiente al año 2018, manifestó que en el caso de las llamadas coloquialmente “empresas fantasmas” que presuntamente operaron en el ayuntamiento meridano cuando el ChiquiVil era alcalde, no se encontraron irregularidades ¡Hágame usted el canijo favor!

Así que además de muletitas quita-pon, el ex alcalde, hoy gobernador va a empezar a presumir que cuenta con un certificado de impolutez extendido por el auditor. Bueno, si la referencia es al año 2018, no debe presumir nada, pues como él se fue de campaña, tuvimos alcaldesa interina 8 meses y los últimos 4 ya estaba Ken en el cargo. Pero si se trata de las Gasparinas que resultaron de la fiscalización practicada a la cuenta pública de 2017, la última acta parcial de hechos notificada al ayuntamiento por orden del auditor, la lista de irregularidades es bastante larga, además de que establece la violación al artículo 42 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental. ¡Cosas veredes mío Cid!

Sin duda será interesante qué van a decir al respecto el Congreso y la actual administración municipal de Mérida ¿Masinó?

Y como vamos a releer acuciosamente el listado y la documentación de las presuntas empresas irregulares que resultaron de la muestra efectuada, mejor aquí le paramos. Manténgase pendiente de los acontecimientos y por favor no olvide que ¡Nos leemos a la próxima! Mérida, Yucatán, a 25 de febrero de 2020

Síguenos en Google Noticias

Protestan por falta de medicamentos y atención en la CDMX