in

Tunkul Político: “surtido rico en el x´tokoy solar”

Tunkul Político. (Por Sac-Nicté)
Tunkul Político. (Por Sac-Nicté)
Tunkul Político: “surtido rico en el x´tokoy solar”

Seleccione para escuchar: “Tunkul Político: “surtido rico en el x´tokoy solar”

Por Sac-Nicté

¡Hola amables lectores! Aquí vamos, iniciando el tercer mes del año con un titipuchal de mensajes de los Tunkules Amigos, por lo que sin preámbulos pasamos de una buena vez ¡A darle!

Vaya que durante los días pasados los acontecimientos en el x´tokoy solar fueron diversos, por lo que el Tunkul Gubernamental se ha comunicado en repetidas ocasiones pero con comentarios de surtido rico. Primero fue pavoneándose por la publicidad de unas presuntas encuestas en las que el ChiquiGóber de Yucatán es mencionado entre los primeros lugares de honestidad, confianza y transparencia, por lo que su  ego se encontraba más inflamado que de costumbre.

Al parecer, tal inflamación motivó que circulara la instrucción de que fuera como fuera y costara lo que costara, así se tenía que mantener la imagen pública del ChiquiGober: impoluta y sin ninguna pringuita que la pudiera manchar, por lo que según algunos mensajes recibidos, las llamadas desde la central del poder solicitando que no se publicaran tales o cuales cosas, arreciaron.

Bueno, incluso no faltan las lenguas viperinas que cuchichean que es tan sensible la pielecita que hasta en sus entrevistas privadas en las que supuestamente se deben tratar asuntos de importancia para el estado, el principal asunto planteado es que se evite por cualquier medio que se le hagan señalamientos o la mínima crítica. La verdad, resulta difícil creer esas historias, pero por lo pronto, como nos lo dijeron se los transcribimos.

¡Ah! pero los acontecimientos de los días siguientes dieron al traste con la pretendida impolutez. Primero fue el show de los balazos en Motul, evento que se cacareó como un plus de la seguridad, nada más que luego llegaron las noticias de más disparos en diferentes municipios, riñas callejeras, suicidios, asesinatos y la brutal agresión perpetrada por encapuchados a un reportero de Grupo Megamedia en el municipio de Ticul. ¡Pa´su mecha!

Por si la gravedad de lo anterior fuera poco en cuestión de manchas a la imagen, los trabajadores del ejecutivo de diferentes dependencias que fueron despedidos a raja tabla a la llegada de la actual administración y lo que es peor,  sin darles las liquidaciones que marca la Ley, llevaron a cabo una protesta a las puertas del palacio de gobierno exigiendo su reinstalación o que se les dieran las prestaciones a que tienen derecho por el despido. ¡Qué tal!

En el sector educativo la temperatura va subiendo, pues con el  ya gastado pretexto de que “los anteriores lo hicieron mal” los problemas laborales no solo se mantienen, sino que se agravan, pues continúa la guardadera de plazas de base, proliferan los contratos, sigue el atraso en el pago de salarios con el cuento de que “México no lo ha enviado” y a quienes ganaron plazas y horas por los  buenos resultados obtenidos en la evaluación obligatoria del año pasado, les están diciendo que como los anteriores hicieron mal la convocatoria respectiva, a lo mejor y hasta les van a quitar la mejora laboral en la que llevan más de seis meses laborando ¡Hágame usted el canijo favor!

Pero sin duda, de llamar la atención fue la denuncia y protesta realizada por los integrantes del Comité Ejecutivo del sindicato de trabajadores del sector salud. Hacer públicas con pelos y señales algunas de las graves deficiencias en esa dependencia que tiene la obligación de hacer efectivo el derecho a la salud, sobre todo de la población de menores recursos económicos, fue una tremenda mancha,  pues la falta de personal, carencia de material, equipos sin mantenimiento, entre otras cosas, dio al traste con la más publicitada promesa de campaña del hoy ChiquiGóber, aquella que titulaba chequera de la salud. ¡Cosas veredes mío Cid!

Mientras tanto, el caso de las llamadas coloquialmente empresas fantasmas, se encuentra cercado por un fantasmal silencio, presuntas amenazas e indicaciones fantasmagóricas como la que nos dice un mensaje que ya le dieron al Auditor. Que aquí quede… por hoy.

Pasando a los asuntos de la grilla, los movimientos de turbonada están causando estragos al interior del partido tricolor. El Tunkul Priista se reportó muy acongojado por la tranquiza que se están dando sus correligionarios, pues resulta que la formación de la ancestral planilla de unidad para el proceso electivo de la dirigencia estatal de esa organización política, no está teniendo nada de tersura.

Las patadas, piquetes de ojos, tanganazos, negociaciones, quebraderas, y demás chuladas entre los suspirantes, surtieron efecto y se llegó al acuerdo de que el ungido fuera Panchito Torres. Pero recibimos un mensaje en el que nos aseguran que en las últimas horas tuvo lugar un movimiento extraño, pues otro Panchito, éste de apellido Medina, pretende inscribirse por su cuenta el próximo domingo para entrarle a la competencia.  

Las especulaciones están durísimas, resaltando las que se refieren a quien estará apadrinando a ese indisciplinado, pero sobre todo, quienes lo apoyarán sea dando la cara o desde lo oscurito. Bueno, está tan enredado el asunto que hemos recibido mensajes que plantean la posibilidad de que el equipo del góber del vecino estado de Campeche esté metido en el barullo. Habrá que dar puntual seguimiento a lo que pase durante las próximas treinta y seis horas. Vamos a ver, dijo un ciego…

Y como tenemos que prepararnos para la competencia de carnavales entre X´Matkuil  Y Progreso, aquí tenemos que pararle. Tome las debidas precauciones ante el brote del dengue que ya tenemos en el estado, manténgase  pendiente de los acontecimientos y por favor no olvide que ¡Nos leemos a la próxima! Mérida, Yucatán, a 1 de marzo de 2019.

yalitza chicharito

Yalitza recibe regalo de “Chicharito”

La Iglesia debe castigar con firmeza cualquier delito y escuchar a las víctimas, afirmó Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) (Foto de El Universal)

Episcopado Mexicano: “No es suficiente pedir perdón”