in

Tunkul Político: "Tremenda balacera en el Paseo de la Reforma"

Seleccione para escuchar: Tunkul Político: "Tremenda balacera en el Paseo de la Reforma"

Por Sac-Nicté

¡Hola amables lectores! Pues aquí vamos, terminando la última semana del sexto mes del año en medio de acontecimientos para llamar la atención. Los Tunkules Amigos no han parado de hacernos llegar sus acostumbrados mensajes, por lo que sin más preámbulos pasamos de una buena vez ¡A darle!

El Tunkul Nacional se comunicó más atarantado que el día del temblor para hacernos sus comentarios sobre el peliculesco atentado que se llevó a cabo contra el titular de la dependencia a cargo de la seguridad pública en la ciudad de México. Su narrativa fue casi, casi entrecortada y al mirar las imágenes que circularon tanto en las redes sociales como en la televisión, entendimos su estado de ánimo.

Porque eso de que en la zona más popof del Paseo de la Reforma se haya armado tremenda balacera, con una serie de tácticas que obligan a pensar que hubo una planeación que hasta debe haber requerido de ensayos, es para poner a pensar a cualquiera ¿Masinó?

Dicen los que saben, que en todo lo que tenga relación con asuntos públicos, las casualidades no existen,  solo hay causalidades, es decir, todo tiene una causa; así que habrá que estar atentos a las reacciones y secuelas que ese deplorable suceso originará. Vamos a ver, dijo un ciego…

Pasando a los asuntos del x´tokoy solar, la semana fue bastante preocupona, pues el número de contagios y lamentables fallecimientos causados por el coronabicho, se incrementaron y se mantienen al alza; los contagios diarios se contabilizan con tres dígitos y los fallecimientos con dos.

Las discrepancias en las opiniones suben de tono, pues las contingencias sanitaria y económica están generando verdaderas confrontaciones de intereses y necesidades en la población. Por una parte, llueven los comentarios para que se regrese el semáforo al color rojo, que se detenga la ola de reactivación económica y que vuelva a instaurarse el confinamiento social, en tanto que por el otro, se aduce que la situación no aguanta más, que la economía va cayendo en picada y que si no se retoman las actividades, se enfrentará una nueva epidemia: la del hambre. ¡Pa´su mecha!

Pero en medio de la crítica situación que cotidianamente estamos confrontando, durante la semana otra situación acaparó la atención: la del viajecito que realizó el ChiquiGóber la semana anterior para reunirse con sus colegas gobernadores emanados del partido blanquiazul, que produjo notas en medios nacionales, más que por su cacareado posicionamiento político, por la exhibición de las fotos de los aviones particulares en que se trasladaron a la ciudad sede de la reunión. ¡Qué tal!

Como usted recordará, en el intento de columna de la semana pasada le comentamos que en el caso del ChiquiGóber de Yucatán eso no era nada raro, pues sus viajes siempre los hace en un avión ejecutivo privado, y hasta les platicamos los presuntos costos por renta de la aeronave.

Pues aquí tiene usted que una nota de investigación periodística publicada en el Diario de Yucatán, en la que se dan pelos y señales del aparato como marca, matrícula, de que empresa es, hora y lugar de salida y de retorno, entre otras precisiones, puso en el centro de la opinión pública las dudas naturales que ese tipo de acciones producen.

 Los cuestionamientos sobre presuntos despilfarros y desfachatez del funcionario, sobre todo en las actuales condiciones causadas por las contingencias sanitaria y económica, a las que hay que sumarles  la climática por el paso de la tormenta Cristobal y los chechoneos por la supuesta falta de recursos económicos para hacerles frente, no se hicieron esperar.

¡Ah! pero la respuesta dizque aclaratoria, no tuvo abuela, pues en un boletín oficial se puso que ese viajecito no le costó nada al erario, que porque el ChiquiVil fue “invitado” a realizarlo gratuitamente. Eso sí, se les olvidó a los autores del boletín poner quién y porqué realizó la invitación. ¡Hágame usted el recanijo favor!

Además, se afirma que el ejecutivo actual no posee ningún avión, porque el que se tuvo durante los últimos cuatro sexenios, “se devolvió” al inicio de la actual administración. Por favor, si hubo uno que era propiedad del poder ejecutivo ¿Cómo que se devolvió?

Un amigo conocedor de los vericuetos grilleriles nos platicó que el viejo avioncito de hélices y dos motorcitos del ejecutivo, como no es para nada acorde con las ínfulas del actual mandatario, se le entregó a la SSP para que le sirva en determinadas actividades. De resultar cierto ese comentario, sería una mentira más del cacareado boletín. ¡Vaya usted a saber!

Lo que está más que claro es que la opacidad, la falsedad y la manipulación mediática, son herramientas fundamentales para el mantenimiento de la corrupción y su manto protector que es la impunidad, así que todo indica que en Yucatán no pasa nada. ¡Cosas veredes mío Cid!

Y como empezamos a enfurruñarnos y se nos acaba el espacio, mejor aquí le paramos y dejamos para la siguiente los comentarios que hemos recibido sobre el AyuntaMérida. No deje de realizar las medidas de prevención por el coronabicho, manténgase pendiente de los acontecimientos y por favor no olvide que ¡Nos leemos a la próxima! Mérida, Yucatán, a 28 de junio de 2020.

Imagen del viernes pasado, cuando el secretario de Seguridad Ciudadana de Ciudad de México, Omar García Harfuch, sufrió un ataque en la colonia Lomas de Chapultepec (Foto de El Universal)

Atentado a García Harfuch alimenta el miedo en México, afirma la Iglesia