in

Una copa de vino con amigos

Foto: Megamedia

José Carlos Palacios Sommelier

Qué gusto me da por encontrarlos nuevamente; quiero contarles algo relacionado con el título de la columna de hoy. Hace 50 años, el hombre pisó la Luna por primera vez el 20 de julio de 1969; recuerdo una imagen muy vaga en la sala de la casa de mis abuelos, frente a un viejo televisor donde mi familia veía cómo los astronautas del mítico Apolo 11 llegaba a la Luna.

Con apenas cuatro añitos, veía a mis parientes disfrutar de esa proeza con unas buenas copas de vino.

Investigando algo relacionado con el vino y el magno acontecimiento, descubro que uno de los astronautas, Buzz Aldrin, llevó un pequeño kit que incluía un poco de vino blanco; algo que la NASA jamás se había revelado hasta ahora.

Aldrin era de creencias presbiterianas y pidió permiso a su iglesia para “comulgar y orar” con sus compañeros una vez aterrizado el módulo espacial.

Esto sienta un precedente en el cual el vino se puede compartir en cualquier parte del universo con las personas que uno más quiere.

Día del amigo

Otro de los temas que une al vino con la amistad es una celebración que se realiza en países de Suramérica y Europa: el Día del amigo.

No se trata de San Valentín sino de algo más profundo: en 1969, el odontólogo argentino Enrique Febbraro tuvo la idea de escribir 1,000 cartas a diferentes personas de todo el mundo con un mensaje de amistad y celebrando ese momento épico de la llegada del hombre a la Luna la respuesta a la carta fue veloz: 700 personas también le respondieron y reenviaron otras tantas cartas a 1,000 personas diferentes.

En su carta decía “Un gesto de amistad de todos los pueblos del mundo sería como una nación imbatible” y líneas después “La amistad es la virtud más sobresaliente porque es desinteresada de todas maneras”.

Con esta acción, el odontólogo instaura el Día de amigo celebrando esos momentos especiales que pasamos con amigos, como un nacimiento o una boda… esos amigos que siempre están allí, en las buenas y en las malas y que siempre, con una copa de vino de por medio, están al pie del cañón.

 

Yucatán sigue en el segundo sitio de la Zona Sur

Cartón de Tony: Corte de caja