in

Vivencias con Tatiana

Este sábado, a las 5:15 de la tarde, Tatiana Clouthier presentará “Juntos hicimos historia” en el Salón Ek Balam del Centro de Convenciones

El libro titulado “Juntos hicimos historia”, escrito por y que nos viene a presentar Tatiana Clouthier este sábado en la Filey, nos habla de sus experiencias en la pasada campaña electoral victoriosa de AMLO.

Nos narra de una manera muy sencilla y amena sus vivencias, anécdotas y los entramados propios del proceso electoral recién concluido. El libro es una herramienta para todo aquel interesado en política, y es ya referente obligado a leer y consultar por quienes estamos interesados en procesos electorales, coordinación de campañas y, sobre todo, por quienes estamos, con interés, pendientes del quehacer de nuestros políticos.

Pero más allá del contenido propio del libro, nos deja ver quién es Tatiana Clouthier. Sí,   ella, la mujer del momento, la “rock star”, la reina de las redes sociales, la ciudadana de tiempo completo, la independiente, la vertical, la que es esposa, madre, hermana, hija; la profesionista, la maestra, la mujer metida en política que con su decir y actuar (valiente, propositiva, irreverente, genuina, honesta, franca, ágil de mente y habla) desea darle dignidad a la figura de diputada federal; la que al romper los viejos moldes invita a seguirla y contagia a millones de hombres y mujeres a creer de nuevo en los políticos…

Quiero compartir cómo trajimos a Tatiana a Mérida, toda vez que ella habla con mucho cariño de su experiencia en la ciudad, en el capítulo XXIII de su libro: “¡Sorpresa!” (página 217). De los eventos que en dos días tuvimos con ella, se refiere a dos en específico, dice que ahí “tuvimos uno de los eventos más padres. Los chavos de allá hicieron un evento público muy dinámico, un ejercicio que en cualquier campaña yo lo repetiría” y “un evento donde había mil mujeres. Se sentía una gran fuerza. Hay en ese lugar una energía muy especial que no la encontramos en otro lado”.

La excoordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador en el encuentro con mujeres que sostuvo en Mérida, en mayo de 2018

Vayamos por el principio: yo la tenía en Facebook, recién nombrada coordinadora en enero;  le escribo para felicitarla y decirle que quiero participar. A los pocos días me contesta, me pide mi número telefónico y me dice que me contactarán para invitarme a colaborar. Honestamente pensé que era un “avionazo”. Para mi sorpresa, en los días subsecuentes timbra mi teléfono… era el dirigente de Morena en Chilpancingo, y por referencia de Tatiana me invita a trabajar ahí. No acepté, porque siempre he creído que “para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo”, ¿qué haría en un lugar desconocido? Sólo sabía de ahí lo que leía en prensa: los casos de inseguridad y la manera tan difícil de hacer política por esos lugares.


Coordinador de campaña

Vuelvo a contactar a Tatiana le digo que podía apoyar en el Sureste y en cosa de días me llama una mujer (luego supe que era Ceci) y me invita a colaborar, me da el link de una página para “subir” mis datos e indicar cómo podría hacerlo. Intento llenar mis datos, pero la página estaba bloqueada. Se lo reporto a Tatiana y me dice “deja checo”… En esos días, a principios de febrero, AMLO viaja a Mérida, un amigo me dice que Fernando Xacur, para ese momento precandidato a presidente municipal, era el responsable de los eventos, lo contacto y me dice que no había cupo, que tales eventos eran exclusivamente para la estructura de Morena y empresarios. No obstante, me dice que una vez pasados, con gusto nos podíamos reunir. Llega el día de la reunión y Fernando, a quien no conocía en persona, me dio “buena espina”, me invita a ser candidato a regidor, le respondo que no tengo interés en esa posición, pero si quería, le coordinaba su campaña… me indica que tenía que consultarlo. Horas más tarde me habla y me dice: “¡Bienvenido!”. Empezamos a conformar el equipo y la estrategia…

Pasaron unos días y un sábado por la tarde, a mediados de febrero, suena mi teléfono y era la misma Tatiana Clouthier, con su acento norteño y directo me dice que si ya había decidido cómo y en qué participar…

Con la debida mesura y proporción le dije que sería simil y colega de ella, pues sería el coordinador de la campaña de Fernando Xacur en Mérida. Su respuesta fue clara y contundente: “¡Ahí te necesito! Cuenta conmigo en todo momento. Este es mi número personal y por aquí nos mantendremos comunicados”. Ese día platiqué con ella por más de una hora, hablamos de Fernando Xacur, de datos electorales, de Mérida, del bipartidismo, del Maquío, y desde luego de que tenía que venir a la ciudad a ayudarnos, y enviarnos a otros personajes para reforzar, etc. La verdad es que no sé si Tatiana lamente haberme dado su número de teléfono personal, pues por ahí le informaba a diario de la campaña de Mérida.

La organización y eventos de Tatiana en apoyo a la campaña de Fernando en Mérida fueron un éxito, pero no estuvieron exentos de luchas de egos, jaloneos, regaños y demás… La historia de la campaña de Fernando, muchos ya la conocen. Ganamos aun no ganando la alcaldía… y como ella dice: “tuvimos un candidato extraordinario a la alcaldía de Mérida, un muchacho que es una joya, Fernando Xacur”.

Tatiana, finalmente, intentaré responder la pregunta con la que cierras tu libro: “y tú, ¿cómo seguirás haciendo historia?”.

Aportando con humildad lo que somos (virtudes y defectos), somos paquete completo. Amando a los nuestros. En el día a día, haremos Patria y seguiremos haciendo historia, con acciones tan sencillas como importantes: trabajar en lo que nos gusta, realiza y engrandece. Saludando a nuestros vecinos, compañeros de trabajo, amigos, conocidos e incluso a la persona a quien no conoces pero que te encuentras en la oficina, en la tienda, en el café, etc.

Seguiremos haciendo historia respetando la visión y opiniones del contrario, siendo toleranes y empáticos.

Seguiremos haciendo historia al ser ciudadanos críticos, informados; asentir o disentir en los temas importantes sin importar si las propuestas vienen desde el poder o fuera de él.

Seguiremos haciendo historia cuando levantemos la voz ante las injusticias, y reconozcamos con generosidad los aciertos del otro, independientemente del color.

Seguiremos haciendo historia defendiendo firmemente, con pasión, dando la cara en lo que creemos.

Seguiremos haciendo Patria e historia mientras vivamos.- Mérida, Yucatán

Jesús E. Bastarrachea Cabrera

Excoordinador de campaña en Mérida.

jbastarrachea@hotmail.com

Martino debuta con triunfo de México sobre Chile

Fallece colaborador de este periódico, tras ser atropellado