Mutuo beneficio electoral

El partido chico es voz de sectores específicos, dicen
martes, 29 de junio de 2021 · 01:30
El partido chico es voz de sectores específicos, dicen Los partidos pequeños tienen una razón de ser. Que nos gusten o no es otra cosa, pero cumplen una función dentro del sistema político, manifiesta Leticia Paredes Guerrero, profesora investigadora del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi” de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady). “Si no existieran estos partidos estaríamos ante una cuestión más monolítica, no estaríamos jugando a la democracia”, enfatiza. Y enseguida expone el sustento de sus afirmaciones: —Los partidos pequeños también representan una voz, y en ese sentido sí aportan a la democracia y a la sociedad. Son una voz que a unos no les gusta y a otros sí, pero finalmente son una voz específica. —Son partidos que no atienden todas las necesidades de la sociedad, como lo hace el partido grande. Éste habla de economía, de salud y de otros temas al mismo tiempo; en cambio, los otros hablan de cuestiones más específicas, sus plataformas son más específicas. Son una voz más de la sociedad.

Historia repetida

A lo largo de la historia política, la mayoría de los partidos pequeños ha participado en los procesos electorales en alianzas con partidos más grandes. A primera vista asoman beneficios para la organización más pequeña, que de entrada obtiene más votos que le garantizan la conservación de su registro. Sin embargo, la doctora Paredes Guerrero hace notar que los beneficios son mutuos, no solo para una parte. “Generalmente lo analizamos desde el punto de vista de los partidos pequeños”, apunta. “Se dice que (la alianza electoral) es por conveniencia de éstos para sobrevivir, pero debemos cambiar o complementar nuestra perspectiva, viéndolo desde el punto de vista del partido grande”. La investigadora de la Unidad de Ciencias Sociales del “Hideyo Noguchi” dice que este tipo de pactos electorales tiene dos elementos a favor de los partidos grandes: “En primera instancia, los partidos pequeños captan aquellos grupos o personas a los que no llegan o no pueden llegar los partidos grandes”, señala. “Por ejemplo, sabemos que el Partido Verde es oportunista; sin embargo, capta a personas muy vinculadas a una causa muy concreta como es el medio ambiente”. “Un partido grande, con una plataforma muy grande, toca el tema de manera genérica. Los partidos pequeños captan a los sectores que los grandes no atraen...” De esta forma, agrega la profesional, los partidos grandes se benefician porque les llega una mayor votación mediante la alianza. Compara el caso del Partido Verde con Nueva Alianza, cuya plataforma está dirigida al sector magisterial de manera muy específica. El segundo elemento que ve a favor de los partidos grandes es simple: cualquier voto suma. “Así como el partido pequeño tiene el beneficio de los votos para mantenerse en el pandero, los partidos grandes también adquieren lo mismo, porque los votos que le aportan los pequeños pueden marcar la diferencia en una elección”, indica. “Lo vemos en el Congreso de la Unión. Las curules del Partido Verde van a apoyar mucho a Morena. En ese sentido los votos suman. Hay algunos partidos que pierden su registro nacional, pero a nivel local lo mantienen. Es el caso de Nueva Alianza, por ejemplo, que tendrá incluso un diputado plurinominal. Entonces, vemos que al partido pequeño le favorecen esas alianzas, porque los votos que obtuvo con el grande lo mantienen en el juego político, pero es claro que a éste también le favorecen esos acuerdos”. La doctora Paredes recalca que este tema se analiza generalmente desde otra óptica, por el beneficio electoral que obtiene en una alianza el partido más pequeño. “Allá se presenta como un juego permanente entre partido pequeño y partido grande”, insiste. “El segundo dice: ‘Ahora me conviene aliarme con este partido’, así como el chico decide: ‘Ahora a mí me conviene esto’. Esto es así, pero siempre lo vemos desde la perspectiva del pequeño sin tomar en cuenta que el grande también gana. Ambos juegan sus cartas en la arena política”.

Números decisivos

La académica añade que los números son claves a la hora de tomar una decisión de alianza. Por ejemplo, prosigue, si en 2018 el PVEM obtuvo 25 mil votos, el partido que decida aliarse con él sabe que dispone de esa cifra, que son votos que suman. “Si Nueva Alianza tuvo 18,000, son también votos que suman”, subraya. “Son factores que toman en cuenta los estrategas políticos. En una contienda muy reñida, 18,000 votos pueden marcar diferencia”.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Partidos Conceptos

Los partidos pequeños tienen una función en el sistema político, indica Leticia Paredes.

Para ambas partes

La investigadora de la Universidad Autónoma de Yucatán señala que las alianzas electorales benefician a las dos partes, no solo a los partidos chicos.

Nada de altruismo

Si el partido grande no necesitara al pequeño no habría alianzas, apunta. Esto no se da por cuestiones humanitarias, no dice un partido: “Voy a salvar al Verde”, o “Voy a salvar a Nueva Alianza”. Los partidos grandes calculan los beneficios, para eso tienen estrategas políticos. Analizan los votos y esa medición les resulta atractiva. Así llegan a sectores de la sociedad a los que no acceden con una plataforma genérica.

Los términos

Con base en esos conceptos, la doctora Paredes considera que es inadecuado hablar de partidos grandes y partidos pequeños. Es mejor, dice, hablar de partidos con plataformas genéricas y otros con plataformas específicas.

Otras Noticias