in

Votación de altibajos: menos votos que en 2012 y 2018 a Renán Barrera

Hasta su cierre en la noche del lunes pasado, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) arrojaba 144,059 votos para el candidato ganador en la alcaldía de Mérida, el panista Renán Barrera Concha.

La cifra corresponde al 86.7 por ciento de las actas contabilizadas, aunque ya estaba capturado el 99.8%.

La participación ciudadana en la elección municipal, con base en la lista nominal de las actas contabilizadas, fue de 50.82 por ciento. Es decir, solo votó la mitad de los electores considerados en el padrón.

Con esos números, el candidato del PAN supera ampliamente a los de PRI-PRD, Jorge Carlos Ramírez Marín, y de Morena, Verónica Camino Farjat. El primero tenía 78,393 sufragios y la segunda 72,075 hasta el corte del PREP.

Aunque variará al contabilizarse el 13.3% restante de las actas de escrutinio —el cómputo municipal se inició ayer—, la votación de Renán Barrera que indica el PREP es menor que la que recibió el alcalde con licencia en 2012 y en 2018, cuando los meridanos lo eligieron también para encabezar el Ayuntamiento.

En 2012, cuando recuperó la alcaldía para el PAN después de breve gobierno del PRI, alcanzó 201,084 boletas, contra 182,215 del priista Nerio Torres Arcila.

En 2018 recibió una cantidad mayor: 211,030. Su oponente del PRI, Víctor Caballero Durán, tuvo 132,950 —una diferencia de casi 80,000 votos—, y el de Morena, Fernando Xacur García, logró 113,337, según los números definitivos que reporta el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (Iepac).

En las dos ocasiones anteriores se trató de procesos electorales en los que también estuvieron en juego la gubernatura y las senadurías. Esta vez fue una elección intermedia, generalmente menos atractiva para el electorado, aunque en 2015 —caso similar al de ahora— el PAN consiguió 170,449 votos en la elección de alcalde de Mérida, con Mauricio Vila Dosal.

La más baja del PRI

Los 78,393 sufragios que aparecen en el conteo de Ramírez Marín son la votación más baja que ha tenido el PRI en una elección en Mérida en las dos últimas décadas.

Los peores números eran de 2001, cuando este partido alcanzó 113,558 sufragios. Después estaba el resultado de 2018, con Víctor Caballero.

En la elección del domingo pasado los votos se repartieron entre diez candidatos, aunque la mayor proporción correspondió a los de PAN, PRI y Morena.

Al corte del PREP se habían contabilizado 322,576 votos en el municipio, de una lista nominal de 634,667. El porcentaje de participación ciudadana, como indicamos antes, fue de 50.82%.

Porcentajes

De las 322,576 boletas ya contabilizadas, a Renán Barrera le corresponde el 44.6 por ciento; a Jorge Carlos Ramírez, el 24.3, y a Verónica Camino, el 22.3%.

El cuarto candidato con más votos fue Víctor Manuel Cervera Hernández, de Movimiento Ciudadano, con 6,390 (1.9% del total). En quinto sitio está Ismael Peraza Valdez, de Fuerza por México, con 4,497 (1.3%).

Del resto de los candidatos, ninguno alcanzó el uno por ciento de la votación. La más baja fue Nínive Lisseth Zúñiga Cetina, de Redes Sociales Progresistas (RSP), con apenas 1,004 (0.3%).

Los votos nulos

Durante el recuento en las casillas se declararon nulas 7,736 papeletas, que son el 2.3% del total depositado en las urnas.

Los votos anulados superan los que obtuvieron varios candidatos juntos, incluso el total alcanzado por Movimiento Ciudadano con Cervera Hernández.

En las elecciones más recientes, el PAN ganó la alcaldía meridana en 2001 con 144,988 votos, con Ana Rosa Payán Cervera; en 2004 con 134,289, con Manuel Fuentes Alcocer, y en 2007 con 149,040, con César Bojórquez Zapata. Líneas arriba mencionamos los resultados de 2012, 2015 y 2018.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Autocríticas de morenista

Progreseño gana beca de EE.UU.