Suman tres años sin Jonghyun; su talento cautivó al propio Alejandro Sanz

jueves, 17 de diciembre de 2020 · 17:57

Fue un 18 de diciembre de 2017 cuando, muy temprano en América,  se daba a conocer el fallecimiento de Jonghyun de  Shinne, uno de los grupos de K-Pop más queridos en la industria.

Jonghyun fue encontrado sin vida en el departamento en el que vivía solo. Su hermana es quien dio parte a la policía, luego de recibir un mensaje extraño en el que  le  decía “dime que lo hice bien”.

Durante su trayectoria musical, Jonghyun transmitía un carisma cálido y muchas de sus fanáticas (Shawol) le recuerdan por su sonrisa amplia, sus bromas oportunas y la manera tan gentil en que trataba a sus admiradores en cada encuentro (fanmeeting).

¿Qué orilló a Jonghyun a quitarse la vida?

Por lo anterior, su suicidio sacudió a la industria del K-Pop, especialmente a sus compañeros de Shinee (Onew, Taemin, Key y Minho), con quienes empezaría el 2019 con una gira.

Al momento de su fallecimiento, Jonghyun estaba en medio de una gira de promoción en solitario y de hecho estaba por lanzar un nuevo álbum solista (Poet Artist). Su agenda estaba apretada y casi no tenía tiempo para convivir con sus compañeros, quienes eran como su familia, especialmente Key.

Te puede interesar: Último adiós a Sulli, estrella del K-pop que sufrió acoso

Más tarde se revelaría que Jonghyun atravesaba una depresión, algo que dejó en evidencia en su disco "She Is", cuyas letras eran melancólicas y hablaba de la necesidad de encontrarse a uno mismo, a pesar de verse frente al espejo y no agradarse.

La presión de los idols en el K-Pop

El suicidio de Jonghyun puso en la mira la presión a la que se encuentran sometidos los idols de K-Pop, considerados de esta forma debido a imagen pulcra a la que se dedica adoración. Algunas empresas prohíben a sus artistas tener relaciones sentimentales que no sean aprobadas por los fanáticos.

En 2013, las fanáticas surcoreanas le dieron la espalda a Jonghyun cuando éste declaró que no podía pensar en un mundo en el que el amor no pudiera expresarse libremente, esto en referencia a que daba su apoyo a la comunidad LGBT+.

Siendo Corea del Sur una sociedad con tradiciones arraigadas, se creo una campaña de boicot contra la imagen de Jonghyun, pese a que sus seguidoras en Latinoamérica crearon una tendencia para apoyarlo.

Los comentarios de odio contra el artista no se hicieron esperar, lo que pudo haberlo llevado a sufrir esa depresión que lo llevó al límite.

El odio por lo "auténtico"

En Corea del Sur, los artistas que se han mostrado más "auténticos" o humanos, han recibido varios mensajes de odio por parte de los fans (o antifans) en el país asiático. Tal fue el caso de Sulli, encontrada sin vida hace unos meses y quien incluso protagonizaba un programa en el que leía los comentarios de sus "haters".

En la misma categoría estaba Hara, del extinto grupo KARA, quien también recibía malos comentarios de personas que no la consideraban bonita o le decían que no tenía talento. Hara incluso fue señalada cuando su exnovio la amenazó con hacer público un vídeo íntimo de cuando eran pareja, algo que la llevó a alejarse de la industria del entretenimiento.

Tras el suicidio de Sulli, la empresa SM Entertainment, a cargo también de Shinee y Jonghyun, impulsó una ley para acabar con los comentarios maliciosos de los internautas.

Jonghyun, en el recuerdo de las fans

A tres años de su fallecimiento, las shalows tomaron las redes sociales para recordar su legado y compartir lo que la vida de Jonghyun les dejó,  a través de la etiqueta #JongHyun, que se convirtió en tendencia un año más, en redes sociales.

Cabe recordar que del mismo modo, en las redes sociales de Shinee se recuerda con cariño al ídolo coreano, quien con su talento incluso sorprendió a Alejandro Sanz con un cover de la canción "Y si fuera ella".

Otras Noticias