Cecilia Romo muere tras 169 días de lucha contra las secuelas del Covid

Escrito en ESPECTÁCULOS el

MÉXICO.- Tras una lucha de 169 días,  primero contra el Covid-19  y luego otras complicaciones de salud, la actriz Cecilia Romo falleció el domingo a las 10:55 pm, informaron sus familiares y agradecieron el apoyo a la actriz durante este tiempo.

Te puede interesar: Cecilia Romo sigue luchando

"Se fue como el sol de un atardecer, despacio, de mi mano y para descansar después de una lucha de 169 días. Mañana por la mañana daré más detalles", escribieron sus familiares en un mensaje y dieron las gracias por la solidaridad mostrada a la actriz y su familia.

https://twitter.com/LaloGarx/status/1300336958019981312

Cecilia Romo, una mujer extrafuerte

La actriz María Luisa Alcalá (Q.E.P.D) definió muy bien a Cecilia Romo durante una entrevista que le realizó en su programa de radio Cuéntame un cuento: “es una mujer extrafuerte, nada más la vez y tiemblas, no por fuerza sino por la fortaleza, el ímpetu, no es debilucha, vaya es ‘cabroncita’ para que me entiendan”.

Amenazas a su salud

La oriunda de Ciudad Juárez dio muestra de esa fuerza por más de 90 días, cuando no sólo luchó contra un virus muy peligroso como es el Covid-19 y lo venció, sino también sobrevivió a una bacteria intrahospitalaria, tres hemorragias pulmonares, anemias, problemas en la vesícula -por lo cual tuvo que ser extraída- y varios procedimientos quirúrgicos que debilitaron su cuerpo, pero siempre salió adelante.

La trayectoria de Cecilia Romo

Desde muy temprana edad desarrolló una fuerte espiritualidad, debido a que fue educada en un colegio de monjas e incluso sintió el llamado a la vida religiosa aun siendo muy joven.

https://twitter.com/vozmichoacan/status/1300433374763515904

 “Era muy allegada a una de las madres de la preparatoria que se llamaba Fátima, con ella iba a todas partes, entonces una vez yo dije, quiero ser monja, pero ella me dijo ‘qué vas a ser monja, si eres el demonio vestido de uniforme. Sí era muy inquieta, pero en el fondo yo sí quise ser religiosa, por eso yo creo que ahora se me aflora la cara de monja”.

Curiosamente la actriz compartió en una entrevista para Televisa San Luis en 2012, que ella creía que debía convertirse en religiosa, porque a lo largo de su carrera la había tocado interpretar a tantas monjas que pensaba que podría tener un record.

A los 13 años debido a su estatura, ella medía 1.75 metros, y animada por su mamá comenzó a jugar basquetbol llegando a formar parte de la selección mexicana, que la llevó a conocer países como Cuba, Brasil, Nicaragua, Estados Unidos, entre otros, con tan sólo 16 años y usando el número 10 en su camiseta.

Se inició en los escenarios teatrales en 1988 en la obra de teatro Cómo aprendí a manejar, le siguieron La jaula de las locas (1993), Qué tal, Dolly! (1995), La Cenicienta: una historia de amor (1998), Mi bella dama (2002), Los monólogos de la vagina (2000), Mi bella dama (2002), Menopausia el musical (2004), Filomena Marturano (2011) y Locos por el té (2015).

Sus primeros pasos en la televisión los dio con papeles pequeños, como en Rosa Salvaje (1987) que apenas salió en una escena, o en series como Hora marcada (1988) o La telaraña (1990), pero su gran oportunidad llegó con el melodrama Cadenas de amargura (1991), precisamente dando vida a una madre superiora. Valentina (1993), El premio mayor (1995), Si Dios me quita la vida (1995), Tú y yo (1996), De pocas pulgas (2003), Marina (2006), Yo amo a Juan querendón (2007), Juro que te amo (2008), Mañana es para siempre (2009), Prófugas del destino (2010), Vivir a destiempo (2013), Como tú no hay 2 (2020), son algunas telenovelas en las que ha participado.

 “Lo importante de ser actriz es que te metes en el personaje y se te olvida quién eres, entonces lo disfrutas, lo creas, lo armas, lo haces tuyo y dices, ya no soy, como que te cuesta trabajo salirte cuando estás así muy empapada. Siempre me tocan las malditas, yo tan chaparrita que soy, me tocan las brujas, las monjas amargadas, las señoritas quedadas”.

https://twitter.com/sintesisweb/status/1300421623028355074

También fue una prolífica actriz de series como Papá soltero (1993), Aquí está la chilindrina (1994), Mujer casos de la vida real (1994-2006), Mujeres asesinas (2009), La rosa de Guadalupe (2008-2011), Como dice el dicho (2016), Silvia Pinal… frente a ti (2019), por mencionar algunas.

Tuvo participación en el programa Desde gayola, donde acompañada de las actrices Julissa, Lupita Sandoval y Carmen Delgado realizaban los sketches de Las Menopaúsicas, donde se burlaban de las situaciones que viven las mujeres que ya se encuentran en los 50 años de edad o más, como su negación a envejecer, su sexualidad, las drogas, los hijos, entre otras cosas.

En cine poco, pero de calidad, como Romo dijo en una ocasión; participó en las películas El segundo aire (2001), Tiempo fuera (2002), Fantasías (2003), Rock Marí (2010) y Amante de lo ajeno (2012).

Entre las actividades que Cecilia Romo desempeñó está el de una agencia de representaciones, cuyo catálogo cuenta con artistas, modelos, locutores y edecanes. Esta mujer de 61 años se casó tres veces y tuvo dos hijos Claudia González Romo y Roberto Ravelo Romo.