Lejos de Hollywood

Duras palabras de Johnny Depp en el festival romano

Escrito en ESPECTÁCULOS el
Duras palabras de Johnny Depp en el festival romano ROMA.—“Hollywood es una máquina que escupe trivialidades, falta de comprensión y conocimiento, sólo es perfecta para ir de vacaciones. Menos mal que me he distanciado de él, es una máquina del infierno”, fuero las polémicas palabras de Johnny Depp en el Festival de Cine de Roma. Aclamado, idolatrado, literalmente asediado por hordas de adolescentes, “disfrazado” de él mismo pero con unos (evidentes) kilos de más, Johnny Depp finalmente llegó a Roma. El “bang” de Alice della Città —la sección autónoma y paralela del Festival de Cine de Roma— trajo consigo el aura inconfundible de “estrella maldita”, algo tan tangible, poderoso y concreto que emana de su forma de ser. Y no es de extrañar que Hollywood y su carrera hayan tomado el camino del divorcio: el debate, en todo caso, es entender quién dejó realmente a quién. Su participación en el evento dirigido por Gianluca Giannelli y Fabia Bettini está vinculada a la presentación de la serie web animada “Puffins” producida por ILBE (Iervolino y Lady Bacardi Entertainment, exproductores de “Waiting for the Barbarians” de Ciro Guerra, interpretado por el propio Depp) , por quien prestó su voz al personaje de Johnny Puff. Una serie Made in Italy (creada por 160 dibujantes italianos y ya vendida en 90 países de todo el mundo) que consta de episodios independientes de 5 minutos cada uno. Cada uno de ellos es “portador de un mensaje educativo” —explica Andrea Iervolino— y, al parecer, es precisamente este elemento edificante el que impulsó al “pirata” más famoso de la historia del cine a abrazar el proyecto. Depp ha inventado un lenguaje nuevo para dotar a su personaje animado: estos son “versos” resultantes del estudio de la forma en que los niños se expresan, pero también volúmenes sobre psicolingüística infantil. Y Johnny sin duda sabe cómo hacerlo con los chicos. Será lo extraordinario de sus personajes, tan atrevidos y tiernos juntos, o será sobre todo su acercamiento casi infantil a estos personajes “que han venido a mí, y que siempre he acogido con mucha alegría”. “Cuando era niño, veía un canal de televisión que mostraba películas mudas. Estaban esos genios increíbles de Chaplin y Keaton, estaba el lenguaje de las imágenes que desafiaba la ausencia de palabras. Porque —continúa Depp—- es mucho más fácil decir ‘te amo’ que hacerlo entender sin palabras. Cuando entré en el papel de Jack Sparrow, acepté el desafío de un personaje que surgió de todos los clichés, que al final supo hablar con cualquiera y permanecer en la memoria como un clásico animado”. Tartamudeando como si fuera su primera aparición frente a un público, el que dio a luz a criaturas que cambiaron el imaginario colectivo como Edward Scissorhands y Willy Wonka, no dudó ni un segundo en anunciar que el éxito del que está más orgulloso es sus hijos “nada se le compara. Mientras que en lo que respecta al trabajo, yo pertenezco a la escuela de pensamiento según la cual un actor nunca está satisfecho consigo mismo, porque si es así está listo para la muerte: al final te calmas y te relajas, perdiendo las ganas de ir más allá”.

En otros aires

Johnny Depp causó revuelo como estrella invitada del Festival de Cine de Roma. El actor, dejó en claro que su carrera ha tomado otro rumbo, lejos de Hollywood, y ahora enfocado a buscar nuevos talentos y creativos.