Johnny Depp ve un ''descontrol'' en la "cultura de cancelación''

Escrito en ESPECTÁCULOS el

SAN SEBASTIÁN.- Johnny Depp, Premio Donostia en el Festival de San Sebastián, opina que "nadie está a salvo de la cultura de la cancelación", que trata de apartar de los ámbitos profesionales a personas sobre las que se han vertido acusaciones, incluso si no han sido probadas.


"Nadie está a salvo, pero si estás armado con la verdad es todo lo que necesitas", dijo Depp al ser preguntado por el alcance de la polémica suscitada por la concesión del Premio Donostia al actor, que ha estado inmerso en una batalla judicial por una acusación de malos tratos.

Depp considera que se trata de una situación "muy complicada" y que, cuando él se ha visto afectado por estos "juicios instantáneos basados en aire contaminado", su primera reacción fue de incredulidad, de decir y preguntarse "¡guau! ¿cómo? ¿qué?".

El actor se refirió a "movimientos" que surgieron, "muchas veces con la mejor de las intenciones", pero que después se han "descontrolado" hasta tal punto que nadie está "seguro".

"Es algo que no me afecta solo a mí, sino a mucha gente. Hombres, mujeres, siempre que haya alguien dispuesto a decir una sola frase. Llega un punto en que se piensa que es normal, pero no lo es", añadió.

Johnny Depp, víctima de la cultura de cancelación

El actor solo habló de su vida profesional y no hizo comentario alguno a otra pregunta sobre las acusaciones de malos tratos a su exmujer Amber Heard. El conductor de la rueda de prensa del festival de San Sebastián ya había advertido de que los periodistas debían "ceñirse" a su carrera como cineasta.

Depp llegó puntual a su cita con los periodistas tras el retraso que sufrió anoche en su llegada a San Sebastián por "incidencias con los vuelos". Tras posar para los fotógrafos, entró a una sala de prensa que completó el aforo establecido en la pandemia.

Además, confesó que le preocupaba que su presencia en San Sebastián en esta tercera visita "pudiera ofender a alguien" y y agradeció el respaldo que le mostraron tanto el alcalde, Eneko Goia, como el Festival y su director, José Luis Rebordinos, que a raíz de la polémica defendió la presunción de inocencia del actor porque "no ha sido detenido, acusado o condenado por ninguna forma de agresión o violencia contra ninguna mujer".

"Que me hayan elegido a mí es conmovedor", afirmó el actor, que considera que "los premios son unas bestias bastante extrañas cuando se trata de una competición". A él no le gusta competir porque "todo el mundo trata de hacerlo lo mejor posible".

Relacionada: Qué es la cultura de cancelación