ESPECTÁCULOS

Tras dos años, los Backstreet Boys regresan a México

Escrito en ESPECTÁCULOS el

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El ADN es la huella genética que define nuestros rasgos físicos y mentales, que son heredados de padres a hijos. Por ello, resulta adecuado que para su regreso a los escenarios los Backstreet Boys nombraran a su gira “DNA World Tour”.

Como parte de ese recorrido, la agrupación estadounidense que alcanzó fama en la década de 1990 hizo escala en el festival Emblema, en el Autódromo Hermanos Rodríguez, donde anteayer fue el plato fuerte entre una decena de propuestas de distintos géneros y tiempos.

La popularidad del grupo se metió en el ADN incluso de aquéllos a los que no les tocó vivir su apogeo pero heredaron el gusto de sus hermanos mayores o sus padres.

Este hecho quedó demostrado cuando, en punto de las 22:15 horas, el escenario principal del Tecate Emblema se iluminó de dorado para recibir a Nick Carter, A.J. McLean, Kevin Richardson, Brian Littrell y Howie Dorough, quienes, vestidos de negro, hicieron que gran parte del público se transportara a su adolescencia al ritmo de “I Wanna Be With You”.

Le siguió “The Call”, que ocasionó que los asistentes se pusieran a bailar y corearlos. Tras interpretar “Don’t Want You Back”, el grupo recordó aquellos pasos que tantos adolescentes copiaban hace tres décadas, aun si no lo hicieron con la misma destreza que en el pasado.

“¿Cómo están? Muchas gracias”, dijo Kevin en español, para proseguir en inglés: “Estamos muy felices esta noche. ¿Están listos para el regreso de los Backstreet Boys?”, gritó a dos años de su último show en el país, cuando la banda se presentó en la Arena Monterrey y el Palacio de los Deportes.

La pandemia del Covid-19 los obligó a hacer una pausa que los alejó de los escenarios, pero anteanoche, con temas como “Nobody Else” y “Get Down (You’re The One For Me)” demostraron su liderazgo entre “boybands”.

El grupo trajo también a sus nuevos fans temas como “Chateau”. Uno de los que arrancó más gritos fue “Show Me The Meaning of Being Lonely”, que hizo que el área del público se volviera un cielo estrellado por el número de teléfonos que grabaron el momento.

Los festivales de música se definen por los espectadores hacia los cuales van dirigidos: el Vive Latino exalta las propuestas en español, el Corona Capital se va más por la música anglo y el Electric Daisy Carnival prefiere la electrónica. El Tecate Emblema es un híbrido de todos los anteriores.

Como resultado, la primera jornada de este año convocó a un público diverso en el que las brechas generacionales se rompieron por unas horas: estaba el público que iba a disfrutar del urbano con Danny Ocean, los más jóvenes que bailaron con Danna Paola y quienes apostaron por el alternativo en inglés con los británicos Chverches. También estuvo la artista canadiense Carly Rae Jepsen.