ESPECTÁCULOS

Mon Laferte lleva a sus fans por un show nostálgico

Escrito en ESPECTÁCULOS el

CIUDAD DE MÉXICO.— Cinco minutos antes de salir al escenario de un abarrotado Auditorio Nacional, Mon Laferte amamantaba a su bebé, mientras los técnicos la apuraban porque debía empezar su concierto.

Eso le confesó al público. La cantante chilena, ahora también naturalizada mexicana, dijo que la voz no le salía durante las primeras canciones por los nervios, pero el público no coincidió con su argumento, pues las 10 mil personas que asistieron, según los organizadores, le festejaron a gritos cada parte del show.

Lo mismo entonó “Tormento”, “Invéntame” y “Antes de ti”, que abrieron la presentación, que temas de corte ranchero, como “Se me va a quemar”, y el resultado era la misma algarabía, a la que ella respondía con sonrisas y lanzaba besos.

El único momento donde la gente calló fue cuando interpretó “A Crying Diamond”, un tema que narra cómo un hombre de 40 años abusa de una niña de 13. “La canción es muy especial para mí, me costó mucho hacerla. Es una confesión y es algo que no debería haber vivido nunca ninguna mujer ni ninguna niña”, fue como presentó su composición.

Para la cantante, quien lleva cinco años viviendo en México, no fue difícil volver a cautivar a sus fans, pues estos se emocionaron al verla bailar tanto con sus músicos como al entonar su versión de “La Vie en Rose”.

Las novedades en su concierto le permitieron salir de su faceta maternal. Se presentó con distintos vestuarios y estilos, en un show que, para crear una narrativa, segmentó en episodios.

Se dejó ver incluso con el cabello corto, como cuando lanzó su disco Vol. 1, gracias a una peluca.