in ,

Alejandra Guzmán prefiere actuar ante foros llenos

Alejandra Guzmán en una escena del vídeo de la canción “Lado oscuro”

CIUDAD DE MÉXICO (AP).— Alejandra Guzmán está comenzando el año con mucho trabajo y espera que pronto pueda volver a sentir la cercanía de sus fans en sus conciertos.

Mientras tanto lanza “Lado oscuro”, un tema en el que habla de las veces que se equivocó y tocó el fondo para aprender a agradecer los buenos momentos.

“Todos tenemos un lado oscuro, así como la luna misma”, dijo la cantante en una entrevista en Miami.

“Esta canción la escribí porque es más efectivo para mí abrazar, afrontar, conocer y hacer las paces conmigo misma, que esconder las cosas de ese lado que a veces no queremos mostrar cuando estamos deprimidos o enojados”, explicó.

La balada lanzada el viernes pasado, que escribió con Alejandra Zéguer y Benjamín Díaz, es una canción con piano y cuerdas en la que la protagonista es la poderosa voz de Alejandra Guzmán.

“No voy a olvidar quien estuvo ahí las noches que me derrumbé / Quien me dio la mano cuando me vio caer / Quien prendió una vela cuando no podía ver / No soy un ángel, nadie me enseñó a volar”, dice parte de la letra del tema, que representa el primer adelanto del que será su próximo álbum.

“Esta canción me gusta mucho, me dio mucha fe, me dio mucha paz cantarla”, dijo la hija de Silvia Pinal.

“Tuvimos suerte de poderlo lograr. Es la primera vez que produzco algo mío”.

En el respectivo vídeo musical, Alejandra Guzmán luce una creación de los diseñadores mexicanos Víctor y Jesse, tocando el piano junto a un hermoso retablo mexicano barroco.

El videoclip se filmó en la Iglesia de Santo Domingo en el Centro Histórico de Ciudad de México.

La cantante destacó que parte de la iluminación era natural y el efecto de luces que hizo el recorrido del sol dentro del templo.

“La Guzman”, como también la llaman sus seguidores, dijo tener respeto por la religión y creer en la existencia de un poder superior que le ha ayudado a “salir de muchas” vicisitudes.

La más reciente fue su experiencia en el puerto de Huatulco, en Oaxaca, donde su casa sufrió daños durante un terremoto en 2020.

“Lo bueno de ese ejemplo es que todo se puede volver a empezar, a reconstruir”, expresó la artista.

“Cuando nos pasan cosas así, es cuando aprendemos a volvernos a levantar y así lo veo. Así como levanté esa casa puedo levantar muchas otras cosas. Lo más importante como ser humano es que tú estés bien para poder sobrepasar lo material o lo que haga falta sobrepasar”.

En general, Alejandra Guzmán siente que la pandemia hizo que todos encaráramos ese lado oscuro debido al confinamiento.

“Te das cuenta de lo poco que estamos con nosotros. Creo que eso ha sido lo más duro, el afrontarnos a nosotros mismos”, dijo.

Por eso decidió estrenar ya la canción, pues “ese lado que no siempre es el bonito y el que uno quiere mostrar, es el que más nos enseña”.

Presentarse en vivo es lo que más desea para 2021. Tras probar el formato en línea (“streaming”) se ha dado cuenta de que “sin público no hay música”.

“No es lo mismo actuar y cantar a sudar y entregar ahí el alma. Si no hay alguien detrás, no es lo mismo”, dijo la roquera.

Mientras tanto, su público podrá verla en otra faceta —la de actriz — en la segunda temporada de “El juego de las llaves” de Amazon Prime Video, de próximo estreno.

La artista se incorpora a la serie con el personaje de Astrid. “Es una chava muy liberal, muy interesante”, adelantó.

“Me gustó actuar... Hace mucho que no lo hacía y lo que bien se aprende no se olvida”.

De un vistazo

¿Reconciliación?

Alejandra Guzmán confesó en reciente entrevista para una televisora que extraña a su hija Frida Sofía y que nada la haría más feliz que volverla a abrazar. La voz de “Llama por favor” está dispuesta a olvidar todo.

Incomoda la reforma energética