in ,

Alex Fernández dejó plantada a Natalia Jiménez para hacer dueto mexicano

Natalia Jiménez invitó al hijo de "El Potrillo", pero él nunca llegó (Instagram)

MÉXICO.— La cantante española Natalia Jiménez invitó al hijo de “El Potrillo”, Alex Fernández, quien está iniciando su carrera musical, para hacer un dueto en nueva producción discográfica, pero nunca se presentó mientras que otras figuras de la música vernácula aceptaron gustosamente el llamado.

Invité a Alex Fernández y nunca llegó. Entonces pues no sé, por eso no sale en el disco, pues invitado estaba”, dijo Natalia en conferencia de prensa.

Natalia quiso hacerle un tributo a la música mexicana

La cantante quiso hacer un tributo a la música mexicana por el amor que le tiene. Para esto convocó a varios cantantes que interpretan ese género musical, es por ello que, entre ella y la disquera, buscaron a cantantes con reconocida trayectoria.

Aseguró que en el caso de la Banda MS y El Bebeto fue el sello quien los contactó.

El proyecto salió adelante y ahora soy la única que tiene un dueto con MS. Más adelante ellos sacarán otros temas que grabamos juntos y que quedaron increíbles”, comentó. “Con Lila (Downs), bueno ella es un monstruo y me da miedo. Quería ver si al verla me asusta de verdad porque canta increíble, pero dije tengo que traerla y cantar ‘La cigarra’, que es una de las canciones más difíciles que hay y fue increíble. Traer a Lila fue lo máximo, yo tenía años escuchando su música”, añadió.

Carlos Rivera si acepto su invitación de un dueto

La voz México fue el programa que hizo que iniciara una profunda amistad entre Carlos Rivera y Natalia:en este disco yo pensé que ‘El destino’ sería la canción perfecta por ese momento maravilloso en donde Juan Gabriel y Rocío Durcal se dedican su amor mutuo y admiración, y eso es lo que siento con Carlitos. Yo lo quiero muchísimo y esa canción define muy bien lo que siento por él y él me decía, ‘Yo siento lo mismo por ti’. Nos queremos los dos, pero vaya no hubo tanto, ¡eh! Ya quisiera yo”, expresó entre risas.

Al contario de Alex, quien la dejó plantada, Paquita la del Barrio, representante la música arrabal, le gradeció la colaboración. “Conseguí que me dijera gracias y eso es un paso enorme en la humanidad”, dijo la intérprete al recordar su colaboración en “Juro que no volveré”.

Jiménez no pretende usurpar el lugar de Rocío Dúrcal

La exvocalista de La Quinta Estación recordó con lágrimas a Juan Gabriel y explicó que las canciones son un tributo a un gran compositor y afirmó que nunca pretendió usurpar el lugar de Rocío Dúrcal en canciones como “El destino” o “Amor eterno”. “Para mí eso fue lo más difícil. Escuchar estas canciones sin dejarme influenciar, en cómo la cantaba ella o cómo la cantaba Lola Beltrán o cómo la cantaba Juan Gabriel, sino que sonara a mi propia interpretación de las canciones”.

La apropiación cultural le tiene sin cuidado

Con alma española y mexicana, Natalia opina que el tema de la apropiación cultural es una tontería porque el mundo está globalizado.

Ella dio cuenta que sería feliz si alguien de otra nacionalidad pudiera cantar música española como el flamenco, ya que eso mantendría vivas las costumbres, así que, si a ella la critican por cantar música mexicana, será la opinión de cada quién.

“Yo creo que lo de la apropiación cultural viene mucho de Estados Unidos. Ellos tienen una historia curiosa con lo que es la esclavitud y estos movimientos se han reactivado. Como decir ‘nosotros somos afroamericanos y no se pongan nuestra ropa, nuestras joyas’, pero creo que estamos en un mundo de globalización que es imposible nada se mezcle. Yo soy española, pero me gusta comerme una tortilla y tomarme una michelada…”, indicó.

“Si ahorita no hay mujeres cantando mariachi y no hay movimiento y si a mí me encanta, creo que lo debería de hacer”, añadió.

Una manera de agradecerle a México

Finalmente, aseveró que su nueva producción “México de mi corazón”, es su manera de agradecerle a México todo lo que ha hecho por ella:

“yo espero que lo tomen como un gracias porque para mí lo es. Yo llegué acá con 22 años y fue la aventura de mi vida, venir a un país distinto al mío, pero con tantas cosas similares y encontrarme tan arropada con gente tan amable, yo no sé de qué manera agradecerles, que con la música que habéis parido vosotros y que humildemente estoy interpretando ahorita”.

Telefonistas de Yucatán se unen a una protesta nacional

Bienvenida la postemporada 2019: El rival será Oaxaca