in

David Salomón se lleva lo mejor de una gran mujer

David Salomón y Edith González tuvieron una estrecha amistad cuando trabajaron juntos en Azteca Uno

Cazadora de apapachos

Desde el momento que la familia da a conocer la sencible noticia, el teléfono de David Salomón no deja de sonar. La muerte de Edith González sacudió a muchos círculos sociales y de trabajo donde la actriz se movía, y la producción de “Este es mi estilo” de Azteca Uno, el último programa en el que participó hasta hace unas semanas, aún no lo asimila.

El diseñador yucateco tuvo la oportunidad de convivir con ella intensamente durante ese proyecto, por lo que su inesperada muerte —a pesar de que todos sabían que llevaba una lucha de años contra el cáncer de ovarios— es algo que hasta este momento no asimila.

Le pregunto por mensaje de WhatsApp si prefiere que le llame para que me comparta sus impresiones y me dice que no, que prefiere que sean por escrito. Lo entiendo y lo conozco, se que no podría hilar más de una frase sin que se le quebrara la voz, y por eso espero las respuestas a mis preguntas por escrito.

“¡Edith era muy loca! Divertida, se paraba a bailar de pronto y hacía cosas que otros no se atrevían”, inicia David sus recuerdos.

“Lo mismo se subía a la mesa para contestar una entrevista que se paraba a bailar salsa, o dava un show de la nada… era una mujer muy culta, buena conversadora y sus anécdotas eran infinitas”, añade el diseñador.

“Todo el tiempo hablaba de Constanza, su hija, y de su familia. Para ella eso era muy importante”, agrega.

“Todo el tiempo discutía y cuestionaba, así que ya te imaginarás como era conmigo. Y también me exigía apapachos y me decía ‘apapáchame David, no seas ávaro de apapachos’”, detalla.

La califica como una mujer muy profesional hasta el último llamado que tuvo, pues a pesar de sus años de lucha contra el cáncer jamás fue testigo de que llegara tarde ni retrasara la producción. “A veces se cansaba, pero como todos, luego de largas jornadas de grabación”.

“Edith fue una tremenda artista y fue todo lo que se propuso: aventurera, cuando muchos dijeron que no cubría el perfil; su ‘Corazón Salvaje’ la llevó por todo el mundo y tiene admiradores hasta en Croacia. Es querida en todo el mundo”, concluye David, quien en sus redes sociales le dedicó emotivas palabras de despedida que concluye con un “cómo te vamos a extrañar”.— Renata Marrufo Montañez

Los Raptors se proclaman campeones de la NBA y hacen historia

Cartón de Tony: Mándalos a volar