in ,

De la Mora y Manzanero, por una buena causa

El tenor Fernando de la Mora y Armando Manzanero en concierto

Compartiendo vida y Navidad

MÉXICO (Notimex).— El tenor Fernando de la Mora y el compositor Armando Manzanero unieron sus talentos en el recital “Compartiendo Vida y Navidad”, un concierto anual que lleva al cabo la Fundación “Comparte Vida”, organización que durante 21 años ha luchado contra la leucemia.

Participó la Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata con el director invitado Rodrigo Macías, con temas navideños en la voz del tenor Fernando de la Mora, en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario de la UNAM.

“Blanca Navidad”, “Noche de Paz” y “Oh, Santa Noche” fueron las primeras piezas que la orquesta musicalizó a lado del cantante de ópera, para después dar paso a una velada romántica con los éxitos del presidente de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), Armando Manzanero.

“Quizá, el tiempo lo dirá, pero es el compositor vivo más importante que tiene México, es alguien que ha puesto a cantar a todo el planeta con sus temas, es una gloria en el país y es admirable en todos los sentidos”, se expresó el tenor del compositor yucateco.

“Somos novios”, “Nos hizo falta tiempo”, “Llorando estoy” y “Esta tarde vi llover” fueron los temas que Manzanero cantó en solitario con su piano mientras contaba anécdotas de su infancia y del amor que se tenían sus padres, con su sentido del humor que provocó las carcajadas de la audiencia.

Después, ambas estrellas cantaron juntas “No sé Tú”, “Te extraño”, “Como yo te amé”, “Estás aquí” y “No”, ante mil 900 personas.

Reconocimiento

Al inicio del concierto, Manzanero fue reconocido como benefactor por la fundación con la entrega de la medalla 2019 “Prof, Jean Dausset Premio Nobel de Fisiología y Medicina 1980, al mérito altruista, en apoyo al trasplante de médula ósea”.

Cumplió 85 años

La velada cerró cantándole “Las Mañanitas” a Manzanero por su cumpleaños.

Síguenos en Google Noticias

“Enamorándonos”, donde no solo se busca el amor, también la muerte