in

Defiende el cine virtual

El director de la película “Ya no estoy aquí”

Para el director Fernando Frías no hay divisiones

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Para Fernando Frías, cuya película “Ya no estoy aquí” fue estrenada únicamente en plataforma digital y buscará un lugar por el premio Óscar, no debe haber conflicto entre la exhibición tradicional de películas y el “streaming”.

La cinta elegida por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas para que busque estar en la categoría de Película en Lengua Extranjera se dio a conocer en México en mayo a través de Netflix.

“Hoy en día ya es otra cosa a lo que conocemos y no lo digo sólo por las plataformas, sino por la pandemia. La película estuvo en Argentina en salas y le fue increíble, aquí teníamos diferentes planes, como Cineteca, pero vino la pandemia y se truncó la ruta de festivales, apenas íbamos a la mitad, me quedé con la tristeza de llevarla a la parte latina de Estados Unidos, pero creo que debemos dejar de pensar en que las cosas son blanco y negro; e encanta la experiencia colectiva en cines, pero qué bueno que existen las plataformas, son diferentes no le resta al cine”.

“Ya no estoy aquí”, con actores naturales, cuenta con cerca de veinte premios, entre ellos 10 Ariel, a lo mejor del cine nacional, incluyendo Película y Dirección, y un galardón en El Cairo.

Es la segunda película mexicana apoyada por Netflix en busca del Óscar, luego de “Roma”, dirigida por Alfonso Cuarón.

Antes de su estreno en el Festival de Cine de Morelia de 2019, la cinta no fue aceptada en certámenes.

Previamente se había quedado detenida en su posproducción por falta de recursos y Netflix la rescató.

En febrero pasado, un mes antes de salir a cines, la plataforma les pidió salir como producción original, eliminando la posibilidad de salas.

Fue providencial, pues justamente habría salido en pleno cierre de salas por la pandemia del Covid-19.

Frías dejará que sea Netflix la que decida el camino a seguir para buscar la postulación en la categoría de Lengua Extranjera.

 

La sabermetría no te hace ganar campeonatos

Cartón de Tony: Predicando con el antiejemplo