in ,

Demuestra su alegría tras vencer al cáncer

Foto: Megamedia

Rebecca Jones se incorpora a una obra de teatro

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex).— Con mucho ánimo, Rebecca Jones está lista para incorporarse a la obra de teatro “Una mujer extraordinaria atrapada en una vida ordinaria”, bajo la producción de Rubén Lara.

La actriz se sometió recientemente a un tratamiento para cáncer de ovario.

“Estoy muy bien. El cáncer es una palabra que causa temor en la gente y naturalmente todo el mundo pone cara de muerte cuando le dicen algo así, pero es muy importante que sepan que sí es una invasión a tu cuerpo muy fuerte, pero también depende mucho del grado que te dé”, indicó.

“Mi grado no fue tan avanzado, fue un III B. Es una cosa de suerte, porque cada quien tiene su momento o hasta que Dios diga, así yo veo la vida. Yo no vivo con miedo, porque me dicen ‘el cáncer regresa’, y sí; pero si lo piensas, yo no vivía pensando que me iba a dar y me dio”, explicó la actriz de 62 años.

Compartió que ha sido constante en las revisiones de su estado de salud, razón por la cual el próximo viernes 30 le harán un nuevo examen PET (tomografía de emisión de positrones) para confirmar que no cuenta con tumores. Se practicó una prueba similar en agosto del año pasado.

A principios de 2018, la estrella de “Cuna de lobos” fue diagnosticada con cáncer de ovario, por lo que se sometió a una operación y posteriormente comenzó con las sesiones de quimioterapia.

En relación con la nueva producción teatral que protagonizará, Rebecca indicó que los preparativos fueron un “asunto relajado”, ya que su también amigo Rubén Lara le permitió terminar sus proyectos para iniciar de lleno los ensayos el 5 de agosto.

Su carrera teatral se ha visto marcada por alternar entre “Lara y otros productores”, al estar en obras como “Retrato de la artista desempleada”, “Mamá por siempre”, “Dios mío, hazme viuda por favor”, “Filomena Marturano”, “El curioso incidente del perro a medianoche” y “El coleccionista”.

En televisión su carrera ha sido amplia, pues ha participado en “Tengo todo excepto a ti”, “El maleficio”, “La vida en el espejo”, “El país de las mujeres”, “El alma herida”, “Huracán”, “El ángel caído”, “La sonrisa del diablo”, “Imperio de cristal” y “Para volver a amar”.

En el cine ha participado en “Gringo mojado”, “Aquí espantan”, “Polvo de luz”, “Voy a explotar”, “Separate Vacations” y “Días de combate”.

Respecto a la obra de Lara, contó: “Él me la ofreció mientras comíamos un día. Me pareció una historia divina y divertida para contar, a mí me gusta muchísimo la comedia abierta, pero es también una obra muy humana que habla acerca de cómo a todos, no nada más a las mujeres, les pasa el quedarse en casa y cuidar a los hijos”.

“Esta gente está contemplando que un día se va a morir, pero la pasión por la vida y todas esas cosas que hacen que nuestro comportamiento diario sea apreciado, que es lo primero que tenemos que hacer, saber que la vida es preciosa y podrían ser los últimos momentos de vida. No tenemos la vida comprada y de eso habla la obra, que es muy bonita, positiva y divertida”.

Con casi 40 años de trayectoria, la también productora se mostró interesada en que su público se entere de que sigue “vivita y coleando”, que está “dando lata y la dará por mucho tiempo más”, por lo que destacó su optimismo al decir que la obra se estrenará el 28 de septiembre en el Teatro 11 de Julio, en Ciudad de México, y posteriormente se irán de gira.

Grabaciones

En fecha reciente, Rebecca Jones terminó de grabar la tercera temporada de la serie “La casa de las flores”, así como su participación en la telenovela “Doña Flor y sus dos maridos”, donde las exigencias de su personaje la llevaron a utilizar una peluca, cosa que no le molestó en lo absoluto, ya que siempre ha llevado el cabello largo pues así le gusta y nunca pensó en cortárselo, pero a raíz de las quimioterapias su cabello comenzó a caerse.

Recuperando fuerzas

Al término de dichas producciones, la actriz se encuentra recuperando fuerzas después.

Decomisan ocho neveras con pepino de mar, en el centro de Mérida