in

“Dolor y gloria” cierra un ciclo de éxito para Pedro Almodóvar

MADRID (EFE).— “Dolor y Gloria” arrasó ayer en los Premios Platino del cine iberoamericano con seis galardones, lo que cierra un año de éxitos para una de las películas más personales de Pedro Almodóvar, que asegura: “Afortunadamente” no estaba “Parásitos”.

Lo dice con humor y visiblemente contento por los seis premios que coronan su película como la Mejor Latinoamericana del año y reconoce sin pudor que “Parásitos”, con la que empezó a competir en mayo de 2019 en el Festival de Cannes, “fue el gran fenómeno del año”.

“Nos seguíamos de cerca, coincidía cuatro meses en Estados Unidos cada semana dos o tres veces con Bong Jon Hoo —realizador de “Parásitos”— porque estábamos postulados. Iba a decir ‘nos ha robado’ pero no ha robado nada”.

Porque “Dolor y Gloria” tuvo una recepción en los festivales, entre el público, que Almodóvar no se esperaba para nada.

“Partía de un material muy íntimo y personal que por alguna razón que no sé quería contarlo, pero pensaba que sería para una minoría de seguidores muy acérrimos, no pensaba que iba a tener esta repercusión”, explica.

Y lo que más le ha gustado es que aunque no es su vida al pie de la letra, la película se publicitó como una autobiografía. Pero la gente “trascendió la anécdota, que fuera sobre mí o no”.

Cuando se hablaba de la madre en el filme, los espectadores hablaban de su madre; cuando se trataba de una separación, “la gente hablaba de su frustración amorosa”.

“No estaban allí por mi vida amorosa o familiar. Que cada uno haya hecho suya la película y suya la biografía de la que hablo, me emociona mucho”, asegura.

Tanta felicidad y emoción como la que siente con los seis Premios Platinos conseguidos y que no quería esperar.

“Esperar, esperar, nunca, más que nada por salud mental. Ya fui muchas veces postulado, me han dado muchos premios también hay que decirlo, pero es más saludable no esperar muchos”, sonríe.

Aunque reconoce que tenían esperanza de conseguir algún Platino, pero no seis. Los de los equipos son los que más ilusión le han hecho. Se refiere a los de Mejor Película, Música (Alberto Iglesias) y al de Montaje para Teresa Font.

“Tengo la impresión de que yo personalizo demasiado la atención de mis películas”, y por eso le ha gustado especialmente el que ha premiado la labor de Teresa Font porque sus 20 películas anteriores las montó José Salcedo, fallecido hace dos años.

“Ha sido un amor a primera vista” su relación con la montadora, asegura.

Pero también le han hecho mucha ilusión los Platino que han premiado su labor como artista —Dirección y Guión—, “porque son los más personales”.

Un buen equipo Premios

“Dolor y gloria”, de Pedro Almodóvar, fue ayer la triunfadora de los Premios Platino del Cine Iberoamericano.

Como en familia

Almodóvar celebró el premio de Mejor Actor para Antonio Banderas. “Lleva una carrera muy larga, hace mucho tiempo que está ahí, en el candelero, pero la concentración de premios que ha tenido por esta película ha sido muy merecida Son premios a miembros de tu familia”.

Felices, pero con cautela