in

El escándalo Weinstein, ahora en un libro

El productor Harvey Weinstein

Las periodistas revelan detalles inéditos del caso

NUEVA YORK (AP).— Un nuevo libro de las periodistas del “New York Times” que destaparon las acusaciones de conducta sexual inapropiada contra Harvey Weinstein revela las identidades de algunos de los informantes que contribuyeron con su investigación e incluye nuevos detalles sobre los intentos del magnate del cine por convencer al diario de que no publicara la historia.

“She Said”, de Jodi Kantor y Megan Twohey, detalla cómo Weinstein y un equipo de abogados que incluía a una rara aliada, la abogada feminista Lisa Bloom, trataron de convencer a las reporteras de que las acusadoras, que incluían a las actrices Ashley Judd y Rose McGowan, eran poco fiables y psicológicamente inestables.

El libro, publicado el martes por Penguin Press, incluye una copia de un memorándum confidencial que Bloom le escribió a Weinstein en diciembre de 2016 diciéndole que estaba “equipada para ayudarte contra las Roses del mundo, porque yo he representado a muchas de ellas”.

“Al principio parecen mujeres impresionantes y audaces, pero cuanto más uno presiona por evidencias, las flaquezas y mentiras se revelan”, escribió Bloom, quien ha representado a mujeres que acusaron de violencia sexual al comediante Bill Cosby, al expresentador de Fox News Bill O’Reilly y al presidente Donald Trump.

Bloom también sugirió que plantaran artículos que pintaran a McGowan como “trastornada”.

Luego le dijo a Kantor y Twohey que “lamentó profundamente” representar a Weinstein y calificó el empeño como “error colosal”.

Kantor y Twohey también revelan en el libro que el contador de años de Weinstein, Irwin Reiter, les proporcionó en secreto información sobre mujeres que se habían quejado de acoso o abuso por parte de Weinstein, y que la compañía no hizo nada sobre estas quejas repetidas.

La información incluyó un memorando interno en el que un empleado del estudio describe acoso de Weinstein a empleadas y actrices.

“She Said” también presenta una denuncia nunca antes reportada de Rowena Chiu, exasistente en el estudio Miramax de Weinstein que dice que éste la empujó contra una cama y trató de violarla hace dos décadas.

La abogada de Weinstein, Donna Rotunno, dijo que ésta y otras acusaciones en el libro son falsas.

“Este libro contiene alegatos unilaterales sin haber investigado de manera adecuada los hechos en cada situación”, escribió, y agregó que existe “un lado muy diferente para cada historia”. Rotunno dijo que Weinstein y Chiu tuvieron “una relación física de seis meses” que fue consensual. Agregó que Weinstein “ahora está considerando tomar medidas legales” contra Chiu por haber violado un acuerdo de confidencialidad.

“En cuanto al señor Reiter, sabemos que tiene sus propias razones oscuras para sabotear al señor Weinstein y a la compañía”, añadió Rotunno.

Weinstein, de 67 años, tiene previsto ir a juicio en enero bajo cargos de que violó a una mujer no identificada en un cuarto de hotel en Manhattan en 2013 y le dio sexo oral por la fuerza a otra en 2006.

Entre otras cosas, “She Said” detalla cómo el hermano y socio de Weinstein, Bob Weinstein, trató de convencerlo de que buscara ayuda dos años antes de que se viera envuelto en las acusaciones.

Incluye una carta de Bob Weinstein de 2015 de la que no se había reportado, en la que éste le escribe a su hermano que había “traído vergüenza a la familia”.

“Tu reacción fue una vez más culpar a las víctimas, o minimizar tu mal comportamiento de varias maneras”, escribió Bob Weinstein en un memo. “Si piensas que no hay nada erróneo en tu mal comportamiento en esta área, entonces anúnciaselo a tu esposa y tu familia”.

 

Fue un golpe de realidad