in ,

El Mago Frank celebra 50 años

Pide más espacios para la televisión

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex).- Aunque no ha sido fácil, el Mago Frank y su conejo “Blas” celebran cinco décadas de trabajo en conjunto pidiendo espacios para espectáculos de magia en televisión.

Francisco Suárez “El Mago Frank”, lamentó la falta de espacios en televisión para la magia, así como para la programación infantil.

Yo meto proyectos y ni siquiera los leen (…) cuando llamo ni siquiera son capaces de decirme de qué proyecto les hablo”.

De acuerdo con el ventrílocuo, la época en la que más se disfrutó en la televisión fue durante los setentas, ochentas y noventas.

“Insisto, ahora no existen espacios”, dijo de manera previo a la función que ofreció en el Teatro Wilberto Cantón, que contó con Eugenio Derbez como padrino de honor.

Como parte de la celebración en el recinto ubicado en la Ciudad de México, en la que se dispuso una alfombra, el Mago Frank aprovecho para hacer un balance del trabajo que ha realizado.

Su mayor satisfacción

Indicó que son dos las mayores satisfacciones que ha tenido en estos 50 años.

La primera es que hemos podido divertir a los niños, un público muy honesto que si no les gustas no te hacen caso y se ponen a jugar, y la segunda es que puedo divertir también a los papás y a los papás de los papás”.

En cuanto al momento más satisfactorio en su carrera, dijo que han sido muchos, pero recuerda que tuvo que trabajar el día que su papá falleció.

“Y lo hice con tanto amor porque sabía que él quería verme ahí, haciendo lo que mejor sé hacer. Fue difícil porque estábamos cantando y jugando mientras él estaba siendo velado”.

Sigue trabajando

El Mago Frank y su Conejo Blas consolidaron su nombre en el programa “En Familia con Chabelo”, que tras 47 años salió del aire. Sin embargo, el teatro y los eventos privados son los lugares donde más se han desarrollado en estos 50 años de trayectoria en conjunto.

Zacatepec, rival de los Venados en cuartos de final del Clausura

Celebran el Domingo de Ramos en todo el país