in ,

Gerardo Reyero, un villano con mucho corazón

El actor nos comparte sus secretos

Si eres uno de los niños que creció en los 90’s seguro recuerdas la barra de caricaturas que iniciaba a las 5 de la tarde y que incluía a princesas lunares (Sailor Moon) y guerreros de otro planeta (Dragon Ball Z).

Quizá no recuerdes los diálogos, pero seguro sí las canciones y las frases de tus héroes y villanos que hoy, gracias a la apertura del mundo del entretenimiento y al amplio mercado que supone la nostalgia, traen de regreso a personalidades como Gerardo Reyero que, si bien nunca han dejado de trabajar, actualmente sigue sumando seguidores a través de su voz.

En entrevista con Diario de Yucatán, Reyero –conocido como “El galán de la voz perfumada”– recuerda que el doblaje mexicano es una empresa que inició hace 80 años, y hoy su importancia radica en mantenerlo como el número uno en Latinoamérica.

“Esa fue la estafeta que nos dieron hace treinta años quienes iniciaron esta empresa. Nosotros no solamente lo hicimos grande, sino que internacionalizamos a los actores, no me gusta decir que nos hicimos famosos, porque los famosos son los personajes. Los actores de doblaje somos conocidos. Es toda una industria y como tal hay que tratarla y respetarla”, señala el actor.

Pero, ¿qué hay detrás del doblaje?

“Muchos piensan que solamente es hablar y ya, hacer vocesitas y ya. Y no, el doblaje es crear voces que se queden en la memoria emotiva del público, que la gente pueda decir: “cómo me encanta la voz de este personaje”, “cómo le queda bien la voz de tal actor a tal otro actor (en el caso de las personas)”, que la gente lo disfrute y que en algún momento la gente en el futuro diga “es que a mí la voz de Buggs Bunny, o en mi caso Freezer o Darien, o Liam Neeson, Han Solo, me ha dejado una huella”, al final creo que es lo que perseguimos todos”.

Mil personajes, una sola voz

Y es que con 30 años de trayectoria, Reyero suma más de mil personajes entre héroes y villanos, los cuales dice que han sido completamente diferentes entre sí  y a la vez, su voz los mantiene unidos.

“Nosotros siempre decimos que tenemos 300 voces iguales. Es una sola voz con diferentes interpretaciones, en ese sentido lo difícil es interpretar personajes y que suenen diferente”.

 “¿Sabes cuántos villanos e interpretado a lo largo de mi carrera? Miles, y sin embargo, si te voy diciendo cada tipo de villano me vas a empezar a decir: ‘¿ese?… ¿también ese?’  Y todos puede que suenen iguales, pero tienen ese ‘algo’ que los diferencia, que es precisamente la psicología del personaje. Lo que nos lleva a nosotros a hacer un personaje es toda la carga emotiva”.

Comparte que precisamente ese ha sido su secreto profesional, pues él es un actor de doblaje que interpreta desde las emociones: “Freezer, por ejemplo, siempre está enojado, su carga emotiva es la rabia, la soberbia, la burla… toda esa carga emotiva hay que meterla en la voz para que cuando la gente lo vea, sienta”.

Desde el anonimato

Si bien, gracias a las convenciones puede interactuar directamente con el público, considera que el doblaje es un trabajo que los mantiene el anonimato.

“Es conocido que hago a Freezer, pero si les dijera que interpreto en promedio a tres personajes durante cinco días a la semana, cuatro semanas al mes, durante doce meses al año, durante 30 años, te daría un total de casi 20 mil personajes, entonces me dirías ¿cuál otro personaje? Y si te voy enumerando sólo me alcanzarías a decir ‘¡woow! ¿Y también ese otro?’ Entonces, eso es lo divertido de este asunto. No es nada cansado. Implica un reto para nosotros, todos los días la pregunta que nos hacemos los actores de doblaje es: ¿quién soy?”

Y aunque muchos lo conocen como ese odioso villano que ponía en aprietos a Goku y sus amigos, y que trataba a todos como “¡pequeños sabandijas!”; admite que la reacción de los fanáticos siempre es diferente y es algo que disfruta por esa misma razón.

Los fanáticos se emocionan por igual, pero de manera diferente. Por ejemplo, los varones son de ‘Señor Freezer’, pero cuando llegan las fans de Sailor Moon es más ‘Darien, cómo te quiero’, pasamos del señor al tú y eso es bien bonito. Bueno, si hablamos de Capitazano hasta llegan albureándome, eso es lo divertido”.

Reyero valora que existan jóvenes que desean continuar con el legado del doblaje, aunque al mismo tiempo lamenta que haya jóvenes que se acercan a esta profesión con una idea errónea.

“A partir de las redes sociales hubo un Boom, donde ya todo mundo quiere hacer doblaje, pero lo quieren hacer por las razones equivocadas. Quieren ser famosos, porque sienten que todo el tiempo estamos doblando ánime, y en realidad solo el uno por ciento de lo que doblamos es caricatura. El 99 por ciento es series de televisión, películas, documentales… con personas reales, actores reales. Si solamente quieren entrar al doblaje para hacer anime, no van a poder vivir de esto, no se puede comer con eso”.

Actor y maestro

SONY DSC

El actor se encuentra en Mérida para impartir un taller de tres días, el cual repetirá en septiembre próximo. Y aunque la iniciativa surgió como invitación, considera que es casi un deber suyo el transmitir su conocimiento.

“Yo soy maestro de primaria, estudié para eso. La docencia siempre ha estado en mi sangre, y siento que el conocimiento que no es transmitido muere. De qué sirve tener 30 años de experiencia si no puedes volcarlo en alguien más, decirle “esto es lo que aprendí, ojalá te sirva. Para que no empieces de cero, te enseño… si a partir de aquí tú logras llegar a otros niveles, te pido que el día de mañana también lo compartas. El panteón está lleno de grandes ideas y mentes que prefirieron no compartir lo que sabían y pues no, al final es importante que enseñes lo que sabes, para que los errores que se cometan no sean los mismos”.

¿Puedes nombrar a los personajes y actores a los que Reyero ha dado voz?

Andrés Manuel López Obrador

AMLO: Buenos resultados en la estrategia contra el robo de combustible

Diana Álvarez Maury

Segob entregó más de 2 MDP a familiares de víctimas de Tlahuelilpan