in , ,

Historias de sufrimiento

El presidente de Open Arms Italia

Richard Gere da voz a lo vivido por los migrantes

ROMA (EFE).— Richard Gere criticó en Lampedusa la ley antiinmigración del ministro del Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini, que impone multas a las organizaciones no gubernamentales que salvan vidas en el mar, y pidió acoger a los migrantes que llegan a Europa y acumulan “historias de mucho sufrimiento”.

Gere participó ayer en una rueda de prensa organizada por la asociación española Open Arms, el barco que espera desde la semana pasada cerca de Lampedusa, en aguas internacionales, un puerto seguro para poner a salvo a 121 migrantes que lleva a bordo y entre los que hay cuatro menores y tres mujeres embarazadas.

El actor explicó que decidió visitar la embarcación y llevar provisiones para los migrantes y la tripulación de “forma espontánea”, sin que nadie le llamara, como un gesto de apoyo “a unas personas que no son migrantes sino refugiados”.

“Nadie me dijo que viniera. Vine de forma espontánea. Estaba pasando las vacaciones con mi familia cerca de Roma y después de que se aprobara el decreto de ley antiinmigración, una ley que nadie se podía creer, decidí visitar el barco de Open Arms, (organización) que conocí hace unos años en Barcelona”, contó.

Gere también lamentó que existiera “una cierta paranoia generalizada, un temor a ayudar al extranjero”, e insistió en que estas personas “no son migrantes, sino que son refugiados”.

Conmovido

Dijo que en el barco pudo hablar con casi todos los migrantes y relató la historia de un chico de 17 años que “habla perfectamente inglés porque lo aprendió viendo películas” y quien era una víctima de las milicias hasta que fue rescatado.

“Es muy triste, el ser humano como beneficio, como fuente de dinero”, condenó.

El actor también narró cómo prácticamente todas las mujeres que están en el barco han sido “violadas y torturadas repetidamente” en Libia y agregó que a bordo del Open Arms hay “una familia de mujeres, abuela, madre y nietas”, que huyeron de su país de origen, sufriendo torturas, para buscar un futuro mejor en Europa. “Siempre estarán marcadas psicológicamente por estas tragedias, seguro que sí, pero sus vidas continuarán”, aseguró.

En la rueda de prensa participaron también el fundador de Open Arms, Óscar Camps; el presidente de Open Arms Italia, Riccardo Gatti, y el chef y fotógrafo Gabriele Rubini.

Crítica

Richard Gere criticó la reciente ley antiinmigración que impulsó el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, y que impone multas a las organizaciones no gubernamentales que entren en aguas territoriales italianas con migrantes a bordo. Pidió a los países europeos que abran las puertas a estas personas.

Ley necesaria

Salvini respondió que esta ley es necesaria para su país y luchar contra los traficantes de seres humanos y las mafias. Con ironía, respondió al actor que recibiera a los inmigrantes “en sus mansiones”.

Hacia Hollywood

“El generoso millonario anuncia su preocupación por los migrantes del Open Arms, se lo agradecemos: que lleve a Hollywood, con su avión privado, a todas las personas a bordo para meterlas en sus mansiones”, escribió el ministro en una nota.

Decomisan ocho neveras con pepino de mar, en el centro de Mérida

Expectativa sobre la situación de seguridad pública

Expectativa sobre la situación de seguridad pública