in ,

“Hobbs & Shaw” promete ser una gran historia derivada (reseña sin spoiler)

NUEVA YORK.— “Hobbs & Shaw”, es la primera historia derivada de la saga “Rápidos y Furiosos” (“Fast & Furious”), la cual une a dos de los personajes destacados de la franquicia: el agente estadounidense Luke Hobbs (interpretado por Dwayne “The Rock” Johnson) y el exagente británico Deckard Shaw (Jason Statham) en otro tango de balas y autos a toda velocidad.

Y aunque existen muchos escépticos “Hobbs & Shaw”, busca responder la vieja pregunta de ¿qué se puede hacer en un filme después de haber hecho explotar un submarino con un Dodge?

Este filme sin duda, tiene escenas geniales (en una un Chevy hace volar un helicóptero como un cometa). También tiene puntos a favor, aparentemente diseñada para los fans de “Chernobyl”, que se desarrolla entre reactores de una planta nuclear rusa.

Pero a estas alturas los fans esperan, o mejor dicho exigen, ver Lamborghinis en la luna y por ello “Hobbs & Shaw”, es una historia que depende más de su elenco.

Incluidos sus dos actores principales, así como dos importantes adiciones: el villano interpretado por Idris Elba, un mercenario ciborg llamado Brixton, y la hermana de Shaw Hattie (Vanessa Kirby), una agente del servicio de inteligencia británico MI6 que roba un súper virus a Brixton y con esto desata la trama que les lleva a dar la vuelta al mundo.

¿De qué va la historia?

Hobbs y Shaw son convocados para salvar al mundo del virus y ambos están dispuestos a hacerlo, pero no a trabajar uno con el otro.

También tienen refuerzos, el personaje de Elba, que tiene ojos digitales y una motocicleta que se conduce sola, lo cual lleva a la franquicia en una dirección más de ciencia ficción que no va tanto con la naturaleza callejera de “Fast & Furious”.

Pero Elba nunca deja de ser una presencia imponente y la película se fortalece cada vez que aparece en pantalla.

Con titanes como Elba y Johnson, es impresionante como Kirby se gana su lugar sin mayor problema en la película. En un cinta llena de cosas anticipadas, su presencia resulta una bocanada de aire fresco.

La química entre los cuatro, junto con los graciosos cameos de Ryan Reynolds y Kevin Hart y el papel de la actriz mexicana Eiza González, alimentan a “Hobbs & Shaw” más que sus escenas de acción y giros en la trama. Es una carrera accidentada, pero con una gran compañía.

Complacientemente, la película es consciente de su absurdo, pero aun así hay puntos ciegos.

El tercer acto se convierte en una pelea de la vieja escuela en Samoa y discursos sobre tener “corazón” que se basan en la batalla entre el hombre y la máquina creada por el medio robot de Elba. Pero si hay una franquicia que cree con fervor en las máquinas bien aceitadas es “Fast & Furious”.

“Hobbs & Shaw” ya se encuentra disponible en cines de toda la república.

El grupo Queen

Queen lanza campaña para que sus fans participen en sus vídeos

Humberto Padgett

Denuncian arresto del periodista Humberto Padgett en Tecámac