in , , ,

Jerónimo García, el yucateco que triunfa en Cirque du Soleil

Jerónimo García se maquilla previo a una de sus presentaciones.- Foto: Gloria Montero Leal
El yucateco se prepara para el show.- Foto: Gloria Montero Leal
Cada día, Jerónimo se encarga de realizar su maquillaje.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo durante su maquillaje.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo es un apasionado del fitness.- Foto: Gloria Alejandrina Montero Leal
El yucateco es entrenador fitness con certificación internacional.- Foto: Cortesía Maria Montero
Jerónimo García disfruta hacer ejercicio.- Foto: Cortesía Maria Montero
El yucateco durante una de sus sesiones de entrenamiento previo al show.- Foto: Cortesía Maria Montero
Jerónimo busca compartir el amor por el fitness y estilo de vida saludable.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo García durante una de sus rutinas de entrenamiento.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo García durante una de sus rutinas de entrenamiento.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo García durante una de sus rutinas de entrenamiento.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo García durante una de sus rutinas de entrenamiento.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo se prepara para un ensayo.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo y su esposa Jessica Ritchie durante un ensayo.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo García y Jessica Ritchie se conocieron gracias a su trabajo circense.- Foto: Cortesía María Montero
Jerónimo tiene a dos personajes en el show: Foto cortesía José Gallardo
Jerónimo durante su acto en JOYÀ.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo y Jessica durante su acto con los patines.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo y Jessica realizan su acto en JOYÀ.- Foto: Gloria Montero Leal
Fue en Mérida donde Jerónimo le enseñó a patinar a Jessica.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo y Jessica realizan su acto en JOYÀ.- Foto: Cortesía María Montero
Las ganas de estar juntos llevo a Jerónimo y Jessica a crear su propio acto.- Foto: Cortesía María Montero
La foto de Jerónimo García en uno de los pasillos del teatro.- Foto: Cortesía María Montero
Jerónimo García y Jessica en sus personajes de los "aviadores".- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo y Jessica durante su acto con los patines.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo inició su carrera como gimnasta a los 14 años.- Foto: Gloria Montero Leal
En el 2002, fue uno de los primeros mexicanos en unirse al Cirque du Soleil.- Foto: Cortesía María Montero Leal
Jerónimo y Jessica durante su acto con los patines.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo besa a Jessica previo a la parte más difícil de su acto.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo y Jessica durante su acto con los patines.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo y Jessica durante su acto con los patines.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo y Jessica.- Foto: cortesía Carlos Cardona
Jerónimo y Jessica durante su acto con los patines.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo y Jessica durante su acto con los patines.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo y Jessica durante su acto con los patines.- Foto: Gloria Montero Leal
Jerónimo García y Jessica Ritchie posan al finalizar el show.- Foto: Cortesía María Montero Leal

”Cuando la oportunidad se topa con la preparación es algo que mucha gente llama suerte”, así es como se resume la historia del único artista yucateco del Cirque du Soleil JOYÀ.

Consistencia, determinación y enfoque, esas son las palabras que describen a Jerónimo García Cabral; un yucateco que convirtió su vida en el sueño de muchos otros.

Te puede interesar: “JOYÀ, deleite para los sentidos”

En 2002, se posicionó como uno de los primeros mexicanos en unirse al Cirque du Soleil y actualmente es parte de JOYÀ; una experiencia teatral mágica y verdaderamente única que está por cumplir cinco años como residente en la Riviera Maya.

Cirque du Soleil JOYÀ tiene a más de 40 artistas en escena siendo parte de un show multisensorial. Todos de múltiples nacionalidades con grandes talentos y entre ellos se encuentra Jerónimo, quien realiza actos impresionantes en escena.

Jerónimo García es una persona que irradia energía y carisma pero sobre todo que es consciente de que los sueños son posibles si se tiene la constancia y disciplina para alcanzarlos.

Él empezó su trayectoria como gimnasta desde muy joven y poco a poco se fue adentrando al show business. “Mi mamá siempre bromeaba con que quería escaparse con el circo, yo creo que ella fue la que puso esa semillita”, platica en entrevista.

“De chico no existía Cirque du Soleil todavía, yo fantaseaba con ser astronauta o volar, quería estar en el aire y moverme”.

Fue a finales de los 90, cuando descubrió la compañía circense y para él las personas que trabajan ahí eran como “extraterrestres”. “Yo pensaba ¡wow! cómo pueden hacer eso, yo quiero hacerlo. Ahí empezó mi pasión y ya tenía 25 años cuando empecé a soñarlo”.

La audición, una gran experiencia

Un momento en el que asegura “dejo el alma ahí” y dio todo lo que tenía para dar. “Escuché que por primera vez la carpa del Cirque du Soleil estaría en México, supe que harían audiciones y armé un demo con todo lo que tenía, pero nadie me dijo que las audiciones serían para vendedores y acomodadores no para artistas”, revela el yucateco.

Fue así que literalmente se “coló” con un herrero que llevaría materiales y entró hasta la oficina del circo para entregar un casette VHS con sus vídeos.
“Creé mi oportunidad y dos semanas después me llamaron por teléfono, me querían hacer una audición”, detalla.

Cuando llegó el día de poner a prueba su talento, se enfocó y durante 11 horas y media demostró por qué tenía que estar en el Cirque du Soleil.

“Fue una audición increíble, al salir de ahí no sabía ni que iba a pasar pero lo sentí como la mejor experiencia de mi vida a nivel artístico”, asegura.Lo siguiente fue hacer un entrenamiento en Montreal, donde nació la compañía que en 2002 le dio su primer contrato con “Zumanity” en Las Vegas, en el que “hizo de todo” y logró 6,000 representaciones durante los siguientes seis años.

Te puede interesar: Festejan en Cirque du Soleil JOYÀ

La trayectoria de Jerónimo continuó por Europa realizando un show en un crucero que lo llevo cinco veces a cruzar el Atlántico y conocer al amor de su vida: su ahora esposa Jessica Ritchie, con quien realiza uno de sus actos en el Cirque du Soleil JOYÀ, el cual fue creado en su totalidad por ellos.

Pero llegar hasta este momento de su vida no fue nada fácil, Jerónimo es un artista completamente autodidacta por lo que aprendió a prueba de ensayo y error, enfrentando todos los obstáculos y retos con consistencia y pasión por lo que hace.

“Sí he tenido gente que me aconseja, pero el 98% de lo que hago y he hecho en los personajes viene de mi mente”. Averiguar, caerse, lastimarse, volver a intentar y criticarme a mí mismo; cuando yo empecé no había a quién copiarle o aprenderle en Youtube”, explica.

Profesional fitness

Jerónimo lleva 27 años trabajando a nivel profesional con su cuerpo y recientemente terminó su doceava certificación como entrenador profesional a nivel internacional en Fitness.

Lo que lo ha llevado a conocerse muy bien y sobre todo saber cómo funciona el cuerpo. “Lo único que necesitas es ser muy crítico contigo mismo, hasta cierto punto obsesivo porque aunque nunca se llegue a la perfección siempre hay un proceso de mejoramiento”.

Aunque todos podrían imaginar que ser artista en la compañía circense más importante a nivel mundial implica un trabajo muy riguroso dentro y fuera del escenario, Jerónimo asegura que con los años la disciplina se ha convertido en su estilo de vida.

“He creado el hábito de mantenerme saludable y ya no lo veo como un sacrificio. Los fines de semana me puedes ver como cualquier hijo de vecino pero también puedo ser estricto en mi alimentación y ejercicios cuando tengo que serlo. Ahora por instinto mi cuerpo elige todo lo saludable pero no fue algo con lo que nací y eso es lo que trato de compartir con la gente; si se puede y lleva su esfuerzo pero una vez que creas un hábito no es tan difícil como parece”.

Te puede interesar: Las acrobacias y la gastronomía se funden en JOYÀ

Por eso su mensaje principal es que se mantengan activos y curiosos. “Sonrían mucho y recuerden que pequeñas acciones positivas y bien enfocadas, les cambiarán la vida”.

Cuando logró ser parte de la compañía fue una meta que celebró de manera interna, pero es hasta ahora, 16 años después, cuando se siente en “la mejor parte” de su vida. “Cuando empecé no había nada que presumir, mi trabajo apenas iba cuesta arriba”.

En la cumbre

Hoy sabe que físicamente está haciendo las cosas mejor que cuando entró y tenía 28 años de edad. “Me siento más completo ahora que tengo a mi hijo Arian y a Jessica en mi vida”. Y aunque tiene 45 años de edad, para él se trata únicamente de una cifra.

“A estas alturas se supone ya debería estar retirado pero la verdad todavía tengo bastante energía, me siento muy bien físicamente”, se sincera.

Sueño alcanzable

Para quienes comparten el sueño de algún día ser parte del Cirque du Soleil, Jerónimo confiesa que “no hay secretos” para lograrlo.

“Si se puede, pero no es un volado ni un boleto de lotería; tienen que tener muy claras sus metas y al menos tener un plan de cómo seguirlas. Cada decisión que tomamos todos los días nos puede llevar a un rumbo diferente y tener un resultado tremendamente positivo o negativo en nuestros objetivos”.

También explica que hay que saber muy bien qué es lo que se quiere, cuánto tiempo se le dedicará, ser realistas y conocer las limitaciones de uno mismo. “Hay que estar realmente alertas y saber qué hacer para convertirte en la persona que quieres ser”, añade.

Actualmente, el circo es una compañía tan grande que hay muchísimas oportunidades de integrarseya sea como bailarín, cantante, acróbata, coreógrafo, vestuarista, director de escena, músico, etc.

“Si hay posibilidades a mayor escala pero la formula no cambia, se necesita mucha consistencia y enfoque. Tienes que pensarlo, sentirlo y ponerle la máxima cantidad de acción para que suceda; te vas a tropezar todo el tiempo pero no puedes dejar de ver la brújula para saber a dónde vas y no parar hasta conseguir tus sueños”.

“En el camino al éxito te vas a tropezar todo el tiempo, pero no puedes dejar de ver la brújula para saber a dónde vas, y no parar hasta que lo consigues”

Grandes satisfacciones

Las mayores satisfacciones que le ha dejado su profesión son poder compartir muchas horas al día con su familia y el privilegio de hacer lo que más le apasiona.

“La verdad no siento que esto sea un trabajo. A mí me encanta mi tiempo en el teatro, estar en JOYÀ es como mi hobbie. Cuando estoy ahí me desconecto de todo y me dedico a lo que me gusta”.

Además, agradece el poder inspirar gente y hacer una diferencia en sus vidas tan solo con un mirada o una sonrisa y siendo un ejemplo no solamente cuando está arriba de un escenario. “Quiero levantar la consciencia fitness a través de estos 27 años de experiencia y ayudar un poquito a la gente”.

Es por eso que está desarrollando un sistema de Health & Fitness, del que ya tiene 60 rutinas de ejercicio, las cuales aplica en su vida diaria. “Me gusta ir probando de todo, cuando veo una técnica nueva la pruebo y esa es la manera en la que me he mantenido fresco y lejos de las lesiones en general. Todo ha sido prevención, recuperación, conciencia en cómo entreno y técnica”, detalla.

Mérida, en su corazón

Lo que más extraña de Mérida es compartir con sus amigos y su madre aunque gracias a la cercanía viene seguido.

“Tengo muchísimas memorias en Mérida, ahí empezó todo el sueño. Es una ciudad que tengo muy adentro en el corazón y voy cada que puedo”.

Los recuerdos que más tiene presentes son cuando se transportaba por toda la ciudad en patines y aprovechaba las defensas de los camiones para tomar impulso. “Siempre iba al estadio Salvador Alvarado, escondía los patines en las matas y me ponía a correr ahí”.

Algo que no tiene en la Riviera Maya es la comida yucateca que tanto le gusta. “La segunda mejor comida del planeta es la mexicana, la mejor es la yucateca. Esa variedad y combinaciones no existen en otro lado; ¿dónde está mi puchero, mi potaje?, eso si no lo puedo tener aquí; me encanta comerlo pero no tengo paciencia para prepararlo”.

Se confiesa adicto al conocimiento, leer, aprender, al fitness y estar muy contento con su familia. No es de las personas que se la pasa todo el día viendo la televisión o en Facebook sino que le gusta estar haciendo distintas actividades con su esposa e hijo así como descansando cuando el cuerpo lo necesita, pues su prioridad es estar bien para cada show. “Realmente soy una persona común y corriente pero muy energética”.

Para Jerónimo, cada una de sus experiencias con Cirque du Soleil ha sido como “el capítulo de un libro”, una historia que resume como muy “pintoresca”, la cual ha escrito de poco en poco y a la que todavía le quedan muchas páginas por llenar.

El principio de todo

Su gusto por la gimnasia lo llevó a ser un artista. Inspirado por la película “Rocky 4” y con el objetivo de defender a un amigo al que le hacían bullying, Jerónimo García descubrió su pasión por el ejercicio.

A los 14 años corrió su primer maratón y comenzó su carrera como gimnasta en 1989 y poco después tuvo su primera competencia estatal.

Cuando su mamá descubrió que tenía potencial, lo orilló a entrenar durante unas vacaciones con el Comité Olímpico Mexicano y, tras ese primer acercamiento, decidió quedarse a vivir en México. “A esa edad yo no sabía con quién quedarme ni cómo hacerle pero siempre tuve el apoyo de mis padres para esta aventura”.

Tras problemas entre su entrenador y el Comité Olímpico, Jerónimo regresó a Mérida una temporada corta pero finalmente decidió volver a México en un último intento.

Te puede interesar: Leo Messi y el Cirque du Soleil se unen en un espectáculo

Fue en 1993 cuando comenzó a trabajar de extra en Televisa “para sobrevivir”. “Empecé en el espectáculo haciendo de todo, comedia musical, teatro infantil, novelas, comedias musicales, comerciales de televisión, cosas de circo e incluso en antros de mala muerte”.

Tras participar en distintos musicales, como “Marcelino pan y vino” y “Muchachos de Nueva York”, acudió a un casting para “Expreso Astral”, donde comenzó a patinar como profesional. La afición por el patinaje es algo que tenía desde pequeño cuando utilizaba los patines como su medio de transporte.

Hasta después de conocer a Jessica cuando se le ocurrió crear un acto de pareja en patines. Ella no sabía patinar pero durante unas vacaciones en Mérida le enseñó en el parque de la colonia Alemán y a partir de ahí cada día entrenaban hasta lograr un espectáculo sólido que los llevó a tener un contrato tras otro.

Era su destino

Al enterarse que el Cirque du Soleil crearía JOYÀ como show residente en la Riviera Maya, Jerónimo decidió hablar a Montreal para pedir una oportunidad, sin embargo le dijeron que no era posible pues el elenco estaba completo.

Casi un año después, acudió a una fiesta de la compañía donde conoció al director artístico de JOYÀ, quien le dijo que lo estaba buscando para suplir diez días a uno de los artistas.

“Yo había visto el show de JOYÀ dos semanas antes y lo increíble es que le dije a Jessica que en el acto de los paracaidistas perfectamente podríamos estar con nuestros patines”.

Esa misma noche, subieron su mesa de patinaje a la camioneta, durmieron apenas cuatro horas y se fueron a la Riviera Maya para hacer las pruebas de iluminación y vestuario; al día siguiente ya eran parte del show. “Esa es la magia de JOYÀ. Esa semanita se convirtió en una más y después nos ofrecieron el contrato de un año”.

Ahora el espectáculo suma más de 1,500 presentaciones y se ha consolidado como uno de los más importantes en la compañía gracias a la magia y talento de cada uno de sus artistas.- Gloria Alejandrina Montero Leal

Si quieres saber más sobre Jerónimo puedes seguirlo en sus redes sociales:

  • IG: @trainwithjeronimo
  • YouTube: Train With Jerónimo
  • FB: trainwithjeronimo
Un hombre pone flores cerca del centro comercial de El Paso, Texas, donde ocurrió la matanza el sábado (AP)

EE.UU. investiga si matanza en Texas fue crimen de odio

El autor del tiroteo fue identificado como Patrick Crusius, un joven de 21 años originario de Texas

Suman 7 mexicanos los heridos por tiroteo en El Paso, Texas