in ,

Justin Bieber pide a fans y periodistas no lo acosen

Justin Bieber con su esposa, Hailey Baldwin.- Foto de publico.es

Aunque hubo un momento en que se rumoreó que Justin Bieber estaba pensando en abandonar la música para dedicarse por entero a su recién abrazada (por entero) fe católica, pero nada más lejos de la realidad.

Si bien el artista confesó que fueron sus creencias las que en parte le salvaron en los momentos más complicados de su vida junto a su esposa, Hailey Baldwin, ahora dio a conocer un nuevo tema.

Se llama Lonely. Es decir, que se podría traducir por "solo" o "solitario". Que es básicamente lo que está pidiendo a gritos el cantante canadiense de 26 años, por no decir que lo que quiere es que sus fans más extremos le dejen en paz de una vez por todas.

Éxitos musicales

El autor de canciones tan célebres como Never Say NeverLove Yourself o Baby se cansó de los irrespetuosos dentro de los seguidores que tiene, así como de cierta prensa, que no hacen sino deambular por delante de su casa como un mal investigador o peor espía en cualquier comedia.

Y es que ese continuado trasiego de personas que de vez en cuando miran dentro de la casa, inspeccionando por si ven al artista o a su pareja, contribuyen a la sensación permanente de acoso que sienten desde hace un tiempo tanto Justin como Hailey  Bieber.

"¿Cómo eres capaz de convencerte a ti mismo de que esto no es absolutamente inapropiado e irrespetuoso? Eso de esperar a las puertas de mi casa para mirar, sacar fotos o incluso tratar de acceder no es normal. Esto no es un hotel, estamos hablando de mi casa", escribió un airado Justin Bieber en su perfil de Instagram (donde acumula nada más y nada menos que 150 millones de followers).

Abandona su vida pasada

El cantante, que poco a poco quiere centrarse más en la música y dejar atrás ser el centro de atención y cierta imagen que se granjeó en sus años más complicados, pretende que sus seguidores caigan en la cuenta de que están vulnerando su derecho a la intimidad.

Muchas de las personas agolpadas en los alrededores se ha especulado que podrían ser paparazzis, dado que circula el rumor de que Hailey podría estar embarazada, por lo que se apostarían buscando la imagen que les dé la confirmación.

Sea como fuere, este mismo escrutinio del que están huyendo ha tenido muchas consecuencias para la pareja, que en los primeros compases de su amor tuvo que tomar ciertas medidas y consensuar otras tantas normas para no entrar en el juego del papel couché o de esos fans más tóxicos.

Relación complicada

Sin ir más lejos, hace poco Hailey confirmaba en una entrevista con la edición italiana de Vogue que durante varios meses no se sentía segura besando a Justin en la calle y que se lo autoprohibía para evitar ciertas miradas que recibían y luego los comentarios de la prensa.

"Fue algo realmente difícil para mí, aprender cómo llevar esta relación en dichas circunstancias, viviendo continuamente en el foco mediático y público. Pero al final llega un momento en el que tienes que aceptar lo que hay y encarar con normalidad aquello que éramos y lo que ahora somos", reconoció.

Con información de 20 minutos.

Ciberdelincuentes espían con cámaras domésticas: ESET

"Chucky" Lozano hace dos goles ante el Atalanta